Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando el plagio es casi halago

El escritor gallego José María Pérez Álvarez acusa a Bryce Echenique de haber copiado un artículo suyo publicado en la revista 'Jano'

"No voy a batirme en duelo con él, claro, ni tengo secretaria para mandarle una nota, pero esto es un atraco a la intimidad y al trabajo". El escritor orensano José María Pérez Álvarez, Chesi, aún no da crédito al hecho de haber sido plagiado por "uno de los grandes". El artículo de Bryce Echenique La tierra prometida, editado el 12 de noviembre de 2006 en El Correo de Lima, es una transcripción prácticamente literal de Las esquinas habitadas, que el gallego publicó en marzo de 2005 en la revista Jano -y posteriormente en el portal Galipress.com-, en donde ambos han compartido cartel con Saramago, Umbral y Luis Antonio de Villena, entre otros.

El escritor orensano recibió la noticia del plagio directamente de los periodistas Carlos Sotomayor y Luis Arriola, de los rotativos peruanos El Correo de Lima y La República, quienes le llamaron para alertarle. "No daba crédito, porque soy lector de prácticamente toda la obra de Bryce Echenique", expresa todavía Chesi su sorpresa. "Le considero un hombre de imaginación y talento. Tiene un par de obras que me parecen fundamentales en la literatura hispana de las últimas décadas".

José María Pérez Álvarez, un escritor hasta el momento de escasa proyección que cuenta con el respaldo entusiasta de Juan Goytisolo y que prepara su desembarco en el mercado nacional con la publicación de La soledad de las vocales, asiste perplejo al espectáculo y expresa su sensación ambivalente. "Por una parte", señala, "me resulta increíble que Bryce Echenique haya recurrido a un escritor al que no conoce nadie para apropiarse de forma deleznable de su literatura, pero, por otra parte, todos tenemos vanidad y me siento halagado: debe gustarle mi estilo".

De momento, no se le ha pasado siquiera por la cabeza la posibilidad de pedir una indemnización económica. "Pero sí me gustaría", reconoce, "que me pidiera disculpas, tener un encuentro con él y que tuviera la franqueza y la honestidad de reconocer su error. Todos nos equivocamos".

Conocedor de las declaraciones del peruano, con las que atribuye a su secretaria el "error" de algunos plagios que han precedido al suyo, Pérez Álvarez se encrespa: "Es intolerable, porque, para empezar, no se puede dejar en manos de nadie la responsabilidad de la creación propia". "Que dé la cara", insiste.

Mientras el escritor orensano era avisado del plagio por los periodistas limeños, el portal Galipress.com recibía la misma notificación por parte del Club de Amigos de Bryce Echenique, mediante un escrito firmado por Ferlonso Amcueto de Guzmán en el que figura una larga lista de autores cuyos textos fueron supuestamente también fusilados por el Premio Planeta. Este periódico intentó ayer sin éxito ponerse en contacto con Alfredo Bryce Echenique.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007