ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 16 de marzo de 2007

El Banco de España descarta una crisis de las hipotecas como la de Estados Unidos

La crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, asociada al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, no contagiará a la economía española. El Banco de España lanzó ayer un mensaje de tranquilidad a través de su director general, José Luis Malo de Molina. "España tiene poco que ver con las dudas que plantea en este momento el mercado estadounidense. Los precios han estado por encima de sus posibilidades, pero los datos disponibles permiten pensar en una normalización gradual", aseguró el responsable del servicio de estudios en unas jornadas organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

El supervisor bancario calculó a mediados de 2006 que los precios de la vivienda en España están sobrevalorados entre el 24% y el 32%. Y ha mostrado repetidamente su preocupación por la escasa capacidad de reacción de las familias españolas ante una eventual crisis, con un endeudamiento que supera con creces la renta disponible. Pero en unos momentos de nerviosismo ante la posibilidad de que la crisis hipotecaria arrastre a EE UU -y, con posterioridad, a otros países- hacia una recesión, el Banco de España ha preferido cambiar las advertencias por un mensaje de sosiego.

"El mercado inmobiliario ha entrado ya en una fase de absorción gradual, moderada y suave de los precios", indicó el responsable de su servicio de estudios.

Solidez patrimonial

A pesar de los temores acerca de los efectos de las últimas subidas de tipos de interés sobre las hipotecas, Malo de Molina aludió a la "solidez patrimonial" de las familias -debido al efecto riqueza por el alza de precios de la vivienda en los últimos años- para asegurar que la crisis estadounidense difícilmente llegará a la economía española. "Las condiciones para las familias siguen siendo holgadas, a pesar de los ajustes de los tipos de interés", dijo. Y apuntaló ese cambio de discurso respecto a los últimos meses al añadir que la deuda familiar en España "continúa por debajo de los niveles de las familias británicas y holandesas".

Las conclusiones del Banco de España coinciden con las de la mayoría de los analistas, que aluden a la elevada calidad de las hipotecas en España y, sobre todo, a los bajos niveles de morosidad del sector financiero: el 0,4%, frente al 4,6% de hipotecas morosas en EE UU. La crisis norteamericana se ha ensañado en el negocio de hipotecas de alto riesgo -las denominadas subprimas-, orientadas a consumidores de rentas bajas o con un historial crediticio de alto riesgo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana