Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
10º FESTIVAL DE MÁLAGA

Un documental narra el hundimiento de un submarino republicano en 1936

'Operación Úrsula', de José Antonio Hergueta, compite con 17 filmes

La narración de José Coronado y la cuidada banda sonora del malagueño Antonio Meliveo retrotraen al espectador al 12 de diciembre de 1936, cuando 37 de los 40 tripulantes del submarino republicano C-3 perdieron la vida tras ser alcanzados por los torpedos de un submarino U-34 nazi, que realizaba una misión secreta en el estrecho de Gibraltar, paso obligado de las naves que abastecían a la República.

70 años después, el documental malagueño Operación Úrsula (MLK Producciones, 2006), de José Antonio Hergueta, recupera uno de los episodios más desconocidos de la Guerra Civil. Y lo hace a lo grande, compitiendo con otros 17 documentales en la sección oficial del Festival de Málaga-Cine Español.

La cinta, coproducida por Canal Sur y varias instituciones malagueñas, narra cómo ocurrió este episodio a través de los testimonios de dos de los protagonistas de este descubrimiento: el abogado malagueño Antonio Checa, que se topó con los restos del pecio mientras pescaba en 1997, y el historiador naval norteamericano Willard C. Frank.

Ambos introducen al espectador en esa tarde grisácea de invierno de 1936, cuando alrededor de las 14.20, y sin causa aparente, el submarino C-3 se estremeció hundiendo violentamente la proa en el agua. En pocos minutos, sus cerca de 1.000 toneladas se hundieron en las frías aguas sin que los tripulantes pudieran hacer nada por salvarse.

Hergueta se propuso rescatar este episodio del "limbo histórico" tras conocer a Antonio Checa. El tesón de este letrado por resolver este enigma histórico no cejó hasta que, en 1998, el Estado Mayor de la Armada autorizó una campaña de rastreo. "El nombre del documental es el de la primera operación que la armada nazi desarrolló en un país extranjero desde la I Guerra Mundial y fue la base de la posterior alianza entre Alemania e Italia con Franco. Es un paradigma de lo que fue la Guerra Civil, donde la historia se fabricaba según convenía. Franco nunca reconoció el ataque nazi, pese a que ya en 1937 trató de reflotar el C-3 y la República escondió el hecho alegando que el hundimiento se debió a una explosión fortuita en el interior del submarino", cuenta Hergueta.

Operación Úrsula ha contado con 500.000 euros de presupuesto, ha recreado con técnicas digitales ese trágico día, ha investigado los combates navales en el Estrecho que sirvieron de ensayo para la II Guerra Mundial y las vidas de los tripulantes del submarino español.

La cinta, de 100 minutos, cuenta, además, con el testimonio de los familiares de algunos marineros que perecieron en el hundimiento, quienes ya dan por sentado que nunca se reflotarán los restos, algo que intentaron sin éxito cuando Federico Trillo era ministro de Defensa.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 2007