ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 11 de marzo de 2007
Reportaje:COYUNTURA INTERNACIONAL

Canadá echa el freno

El país norteamericano creció un 2,7% durante el año pasado

La economía canadiense ralentizó su crecimiento durante el último trimestre de 2006 hasta una tasa interanual del 1,4%, su nivel más bajo desde 2003. La lentitud del mercado doméstico de Estados Unidos y la fortaleza del dólar canadiense han perjudicado las exportaciones locales. El PIB canadiense ha crecido sólo un 2,7% durante el año pasado.

Las exportaciones de Canadá solamente crecieron un 1,3% durante el año pasado, después de elevarse un 5,2% al cierre de 2004

La ralentización de la economía canadiense se debe, principalmente, a la lentitud del mercado doméstico de Estados Unidos, su principal socio

La economía canadiense creció un 0,4% en diciembre pasado y ralentizó su crecimiento durante el último trimestre de 2006 hasta una tasa interanual del 1,4%, su nivel más bajo desde 2003. Según la oficina local de estadísticas, esto significa que durante todo el pasado curso el país creció un 2,7%, dos décimas menos que en 2005. La novena economía del mundo intenta mantener el tipo a pesar de las irregulares cifras de Estados Unidos, su principal socio.

La ralentización canadiense se debe principalmente a la lentitud del mercado doméstico estadounidense, que llegó a cifras cercanas a cero durante el año pasado; a la pérdida de competitividad de las exportaciones impulsadas por un dólar canadiense excesivamente fuerte, y a la caída de la productividad. Canadá vive un proceso de ajustes estructurales, lo que sumado a la escasez de mano de obra y al envejecimiento de la población afectan al desarrollo de sus principales industrias.

Menos competitividad

Las exportaciones sólo crecieron un 1,3% durante el año pasado, después de elevarse un 5,2% durante 2004. Y es que, a pesar de tener una coyuntura favorable con sus principales exportaciones al alza, la competitividad se ve frenada por el dólar canadiense, que durante el año pasado ha estado casi un 16% por encima del valor del dólar estadounidense. Esta situación es similar a la de muchos países europeos, lastrados por la fortaleza del euro. La buena noticia es que en el último trimestre de 2006 las exportaciones crecieron un 1,2%.

La productividad es otro de los problemas que afecta a Canadá. Mientras que el número de trabajadores subió en 2006, la producción se redujo. En las industrias donde la productividad descendió, especialmente en las actividades extractivas del oeste de Canadá, existen carencias de mano de obra especializada. No obstante, la formación de capital fijo ha crecido a tasas del 7% en los últimos tres años, lo que podría traducirse en una mejora de las capacidades productivas en el corto plazo.

Frente a este panorama, el consumo interno ha tomado el testigo como motor de la economía. El gasto de los consumidores fue el líder en contribución al PIB durante el año pasado, al crecer un 4,1%, casi el doble que el total de la producción y el porcentaje más alto desde el año 1997. No obstante, estos buenos índices no se mantendrían durante este año y el próximo. Las previsiones de la OCDE indican que en 2007 la demanda doméstica final crecerá sólo un 3,4%.

Mejora el empleo

A favor de la economía canadiense también juega la recuperación del empleo. La economía generó 89.000 puestos de trabajo en el mes de enero. El crecimiento sobrepasó las expectativas, que estimaban la creación de 13.000 empleos, lo que significa que continúa el crecimiento mostrado en diciembre, cuando se crearon 62.000 nuevos puestos. No obstante, la tasa de paro ha subido una décima, hasta el 6,2%, por el mayor número de personas que quieren incorporarse al mercado.

Con todo, las previsiones para este año indican que la economía canadiense debería crecer cerca del 2,7% gracias a la recuperación de las exportaciones, que deberían elevarse hasta un 1,7%, y a la consolidación de la demanda interna. Esto considerando que el contexto exterior y las materias primas continúen con sus elevadas tasas de crecimiento.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana