Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE

Las estafas artísticas encuentran en Internet un mercado sin barreras legales

William Cole, doctorado en Harvard, revela las claves para descubrir timos en subastas de arte - Según eBay, sólo uno de cada 10.000 objetos es falso - La proporción se dispara con la obra gráfica de maestros del siglo XX

eBay, la principal casa de subastas en Internet, es utilizada "como centro mundial" de la estafa artística por los timadores. Lo afirma William Cole, una personalidad en el campo del peritaje de obras de arte y libros antiguos. Aparte de sus denuncias y ayuda a la investigación policial, Cole vende en Internet (15 dólares) el informe How to avoid buying fake (Cómo evitar comprar un falso). Un informe de eBay indica que sólo el 1% del 1% de las piezas vendidas en el sitio son falsas, lo cual significa uno de cada 10.000 objetos. "Sin embargo, eBay admite que el porcentaje sube notablemente cuando se trata de obra gráfica y se dispara cuando es de los grandes artistas del siglo XX. La gran mayoría de piezas de Chagall, Miró, Picasso, Matisse, Warhol, Braque y Dalí que se ofrecen en eBay son falsas", afirma Cole.

Los expertos en arte y las fuentes policiales afirman que el fraude de venta de arte en Internet se elevaría a miles de millones de euros, pero apenas hay denuncias. Estos timos están al margen de la obra robada o del comercio ilegal de arte de Patrimonio Nacional. La mayoría de las estafas son de pequeña cuantía y se basan en la picaresca a la hora de describir las características de una obra. No consiste tanto en manipular un original como en engañar en las características de la obra que se vende.

How to avoid buying fake es una guía para los compradores a través de Internet. Cole, diplomado por la Universidad de Harvard y dedicado al peritaje desde hace 10 años, es director del posgrado de Peritaje, Comercio y Conservación del Arte y del Libro de la Universidad Pompeu Fabra, donde enseña a sus alumnos, generalmente profesionales, a identificar, describir y tasar cuadros, libros y grabados.

How to avoid buying fake se vende en eBay, junto a las ofertas de los timadores. Cuando el internauta escribe en eBay, Miró, Picasso o algún otro maestro del siglo pasado, entre los resultados aparece el librito de Cole. En sus páginas, aparte de dar nombres y direcciones, desgrana los consejos para no caer en el timo.

A pesar de la variedad de infracciones y delitos, es muy difícil perseguir a los delincuentes en Internet, tanto por la dificultad de seguir su pista del mundo virtual al real como por las legislaciones de los diversos países que suelen resultar involucrados. "eBay es un intermediario y como tal no es perseguible penalmente ya que en sus páginas se especifica que no tiene relación con el vendedor", explica Benjamín Blanco, inspector jefe de la brigada de investigaciones tecnológicas de la policía. "Cuando ha sido denunciado, ha sido absuelto en tribunales españoles e internacionales".Cuando un sitio de subasta online está siendo investigado, se cierra como medida cautelar y cuando se denuncian estafadores que operan en portales, como eBay, la policía o el juez pueden requerir la entrega de los datos con que se registraron y que se les impida el acceso. "Lo cual no resulta muy efectivo, ya que vuelven a aparecer con otro apodo", admite el inspector Blanco.

A las víctimas de una estafa tan sólo les queda esperar que el análisis forense de su ordenador revele suficientes pistas para que los investigadores puedan empezar la búsqueda del culpable. "Son investigaciones muy costosas y largas, de tres meses para arriba, que se suelen emprender en el caso de estafas cuantiosas", añade el policía. Pero la inmensa mayoría son pequeñas estafas. Nadie va a denunciar que su Picasso de 30 dólares es falso. Ni siquiera lo comentan a los amigos.

Hay diversas modalidades de estafas artísticas en la Red. La obra falsa es la más evidente, pero la menos frecuente. El estafador no se pilla los dedos con algo tan flagrante. El engaño se oculta normalmente detrás de las descripciones o medias descripciones, o certificados que cualquiera puede expedir. Luego están las falsificaciones industriales del tipo facsímiles autorizados por la familia Picasso. En todos los casos se aprovechan de la ambición, la inocencia o la ignorancia de la gente.

"En España hay muy poca gente -incluso galeristas- que sepan identificar y tasar una pieza, y aún menos expertos en peritaje de arte", asegura el profesor norteamericano. "En Bellas Artes no se aprende a valorar las obras desde el punto de vista mercantil. El peritaje, en cambio, se basa en dos preguntas que requieren respuestas correctas y objetivas: ¿De quién es la obra? ¿Cuánto vale?". Para Cole, el peritaje, más que pruebas químicas y tecnologías muy caras y sofisticadas, requiere conocimiento, experiencia y una buena lupa. En su opinión, adquirir piezas en una galería cara no es garantía suficiente, aunque en el campo del grabado las entidades que forman parte de la IFPDA (International Fine Print Dealers Association) ofrecen más seguridad.

Territorio sin ley

"Internet es como el Lejano Oeste, un territorio sin ley, donde se perpetran cada día centenares de timos. Sin embargo, nadie está dispuesto a pagar sumas ingentes tan sólo viendo una foto a través del ordenador. Las ventas de los falsos de primera división se realizan en el mundo físico y, en varias ocasiones, a través de galerías reconocidas. En Barcelona, en los últimos cuatro años, he tenido ocasión de ver una docena de cuadros de las vanguardias rusas, ofrecidos por galerías, valorados entre 300.000 y 500.000 euros. Todos falsos".

El portal eBay informa a sus clientes de los diversos sistemas para protegerse de malas experiencias, empezando por no utilizar nunca como forma de pago la transferencia de dinero en efectivo. La forma más segura es el PayPal, ya que impide al vendedor acceder al número de cuenta bancaria o de tarjeta de crédito del comprador y le protege contra pagos no autorizados. Desde finales de enero, eBay ha cambiado en Estados Unidos el programa Protección Compradores, que permitía un reembolso máximo de 202 euros para piezas no recibidas o "notablemente diferentes de la descripción ofrecida", definición que podría incluir las falsificaciones artísticas. Ahora, la cobertura aumenta hasta los 2.000 dólares o más, pero los pagos han de realizarse a través de Pay Pal. En la dirección de eBay España se informa de que ellos siguen con el programa de protección anterior.

"Realizar el pago a través de transferencia bancaria tampoco es garantía de seriedad", advierte el inspector Blanco. "A menudo son cuentas abiertas con documentos falsos o de empresas inexistentes. El sentido común es la mejor forma de protegerse, ya que atrapar a los culpables resulta muy largo y complicado, por las facilidades que proporciona el anonimato y la ausencia de contacto físico durante la transacción".

EBAY: www.ebay.com

IFPDA: www.printdealers.com

PRINT COUNCIL OF AMERICA: www.printcouncil.org

ESCROW!: www.escrow-europa.com

Heliograbados, heliotipos...: fotocopias

Cole publica un listado de estafadores con sus apodos en Internet. "Algunos han cambiado su identidad a raíz de mi informe". En la lista se encuentran organizaciones que ofrecen litografías firmadas de Chagall por 125 dólares y dibujos de Picasso por 3.000, "un verdadero chollo" si fuera cierto.

"En Internet se venden reproducciones con nombres sofisticados como heliograbados, fotograbados o heliotipos, pero tan sólo son fotocopias y no tienen valor", añade Cole. Algunos combinan las subastas en Internet con el negocio tradicional. A menudo los objetos que se ofertan proceden de "célebres" colecciones no mejor identificadas:

eBay aconseja que para compras de importes cuantiosos se utilice el servicio Escrow!, que permite una transacción más segura para ambas partes. Con este sistema, el comprador no paga directamente al vendedor, sino que envía el dinero a Escrow! El vendedor envía la mercancía al cliente, que tiene unos cuantos días (establecidos de común acuerdo, habitualmente unas dos semanas) para visionar y aprobar la compra. Una vez se declare satisfecho, Escrow! envía el dinero al vendedor. Si el cliente decide rechazar el artículo, lo debe devolver al propietario siguiendo determinadas normas de expedición y Escrow! le retornará el dinero menos los gastos. La comisión que Escrow! cobra por este servicio se basa en el importe de la transacción y en el sistema de pago utilizado. El coste mínimo es de ocho euros. El servicio está disponible para cualquier compra online, no sólo en eBay.

Consejos para descubrir el fraude

Si encuentra un chollo, salga corriendo. El mercado de arte en la Red, por regla general, no es más barato que en la calle.

Más importante que lo que se describe es lo que se calla. Si ofrecen una litografía, busque su numeración. Si describen una obra de Chagall como ilustración, puede ser la fotocopia de un libro, y no mienten.

La firma no lo es todo. Un grabado se puede firmar en la plancha o a mano. Cuando el artista incluye su firma en la matriz, se convierte en parte de la imagen. Si la pieza es numerada y firmada incrementa notablemente su precio. A menudo los grandes artistas realizan una pequeña edición, numerada y firmada, y luego otra ilimitada, no firmada, que se venden por menos de 30 euros, sin valor para los coleccionistas.

En inglés, todo suena mejor. Un certificado con Complimentary hand signature, da el pego si se desconoce que complimentary significa gratuito.

Lo Rimbombante, cuela. Después del inglés, también ayuda un nombre que figure como vendedor una entidad con nombre altisonante y reminiscencias académicas.

Certificados para cualquier cosa. Legalmente, cualquier persona puede emitir un certificado de autenticidad, de modo que tienen valor sólo los firmados por expertos reconocidos.

Consultar el catálogo razonado del artista. En caso de duda de marchantes, galerías y certificados, vayamos a la fuente.

No participar nunca en las denominadas

subastas privadas. Es el último, pero tan importante como el primer consejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de marzo de 2007

Más información