ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 6 de marzo de 2007
El futuro del gigante asiático

97.260 comunistas sancionados por corruptos

Entre la población china está extendida la idea de que para hacerse rico hay dos formas: una es ser empresario, y la otra ser funcionario en el puesto adecuado. Las autoridades quieren cambiar esta imagen. El primer ministro chino, Wen Jiabao, lanzó ayer una seria advertencia a los funcionarios y miembros del Partido Comunista Chino (PCCh), y dijo que la lucha contra la corrupción será uno de los objetivos prioritarios este año. El presidente, Hu Jintao, ha asegurado que esta lacra es una de las principales amenazas a las que tiene que hacer frente el PCCh si quiere mantener su legitimidad.

"Muchos gobiernos locales, oficinas gubernamentales y organizaciones compiten unas con otras por el lujo y dilapidan el dinero, lo que provoca un fuerte malestar en el público. Debemos frenar de forma resuelta estas prácticas", dijo Wen. "Hay problemas de negligencia o incumplimiento del deber, e incluso abuso de poder y corrupción".

Pekín castigó el año pasado a 97.260 miembros del partido por corrupción, según aseguró el mes pasado Gan Yisheng, subsecretario de la Comisión Central para Inspección de la Disciplina. Gan dijo que más del 80% de ellos no cumplieron con sus obligaciones, aceptaron sobornos o violaron las normas financieras del partido. De los sancionados, siete estaban por encima del nivel de ministro de Estado o gobernador provincial.

Entre los casos más relevantes está el de Chen Liangyu, ex secretario general del PCCh en Shanghai y miembro del Politburó, quien fue detenido en septiembre pasado en relación con el escándalo sobre el desvío y uso inapropiado de unos 400 millones de dólares (303 millones de euros) de los fondos de pensiones de la ciudad. Más de una veintena de altos funcionarios y ejecutivos de empresas se han visto atrapados en la investigación. Chen es el más alto funcionario destituido por corrupción en más de una década.

Sobornos

Otros altos funcionarios que han sido detenidos son Qiu Xiaohua, responsable de la Oficina Nacional de Estadísticas, quien ha sido acusado de aceptar sobornos y de poligamia; y Liu Zhihua, vicealcalde de Pekín, entre cuyas responsabilidades estaba la supervisión de las obras de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Zheng Xiaoyu, que dirigió la Administración Estatal de Alimentos y Fármacos en 2005, ha sido expulsado del partido, bajo la sospecha de que aceptó dinero a cambio de permitir a algunas compañías saltarse los procedimientos de aprobación de medicamentos.

Tres antiguos jueces de la ciudad sureña de Shenzhen han sido condenados a penas de entre tres y medio y 11 años, tras haber sido encontrados culpables de ofrecer o aceptar sobornos a cambio de promociones o veredictos. Desde que llegaron al poder hace cuatro años, Hu Jintao y Wen Jiabao han lanzado una intensa campaña para limpiar la Administración, aunque algunos observadores consideran que la están utilizando al mismo tiempo para deshacerse de rivales políticos con vistas al 17º Congreso del PCCh, que tendrá lugar en octubre próximo. Chen Liangyu formaba parte de la vieja guardia del anterior presidente, Jiang Zemin, arremolinada en torno a la llamada facción de Shanghai, y era considerado un rival de Hu.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana