Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSUMO

El 88% de los créditos para comprar un PC, sin conceder

Los créditos, sin intereses ni comisiones, son para cualquier ciudadano y empresa que quiera renovar su equipo informático - Sólo se ha gastado el 12,3% del presupuesto particular y el 29% del empresarial - El plan se inició en septiembre y termina en agosto - El Gobierno lanzará una campaña para fomentar las compras

Por 25 euros al mes cualquier español puede tener en su casa un ordenador de última generación. Pero tan buena oferta del Ministerio de Industria parece que no ha calado. A falta de seis meses para que acabe esta promoción oficial, aún falta por concederse el 87,7% del dinero presupuestado para esta partida, que es de 447 millones de euros.

En el caso del dinero oficial previsto para conceder a las empresas créditos por renovación informática, el aprovechamiento se eleva al 29%, de los 1.060 millones de euros.

El desconocimiento informativo parece ser la principal causa para no aprovechar la oferta oficial.Laura quería comprar un ordenador y un amigo le recomendó que se informara en su banco sobre los préstamos del Plan Avanza para jóvenes.

"No había oído hablar de ellos y pregunté en la oficina de Caja Laboral. El director me respondió al día siguiente, pero tardaron una semana en ingresar el dinero en la cuenta. Sólo fue necesario que presentara la factura del ordenador y un recibo del teléfono para justificar que tengo ADSL. Necesitaba 1.469 euros para comprar un iMac de Apple con pantalla de 20 pulgadas". Laura, por ser menor de 35 años, devolverá el dinero en cinco años a razón de 25 euros al mes, sin pagar ni un solo euro de intereses o comisiones.

"Para ser beneficiario de los préstamos sin interés, basta con disponer de acceso a Internet de banda ancha o contratar uno y presentar en el banco o caja de ahorros la factura del ordenador", explica David Cierco, director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria. "El objetivo que nos hemos fijado con la línea de préstamos es lograr que se incorporen a la Sociedad de la Información el mayor número de personas y empresas".

Para particulares, el presupuesto 2006-2007 es de 447 millones de euros. Por el momento, hasta los últimos días de febrero se habían concedido 47.823 préstamos por valor de 54,97 millones de euros, sólo el 12,3% del total. Cataluña (10.595 préstamos), Andalucía (8.335) y Madrid (5.145) son las tres comunidades que más han aprovechado la oferta.

Tres tipos de ayudas

El plazo para la presentación de solicitudes al ICO por las entidades de crédito mediadoras comenzó el 1 de septiembre de 2006 y finalizará el 31 de agosto de 2007 si no se agotan antes los fondos.

Hay tres tipos de préstamos: El TIC, el de Ciudadanía Digital y el de Jóvenes.

El préstamo TIC financia el 100% de la inversión, sin incluir el IVA, y con un máximo de 50.000 euros por beneficiario final. Está dirigido a las pequeñas y medianas empresas que no dispongan de conexión a Internet con banda ancha, o a las que ya la tienen y desean realizar inversiones en ordenadores y programas para mejorar sus procesos empresariales.

El préstamo Ciudadanía Digital, de un máximo de 3.000 euros, está pensado para los residentes en territorio español que tengan conexión a Internet de banda ancha o que contraten el alta.

Estos dos tipos de préstamos se liquidan mensualmente, tienen un plazo de amortización de 36 meses y hasta tres meses de carencia.

En el caso del préstamo Joven, los menores de 35 años pueden solicitar un préstamo de hasta 3.000 euros y devolverlo en 60 meses.

Todos los préstamos son a tipo de interés 0% y las entidades financieras no pueden cobrar cantidad alguna en concepto de comisiones de apertura o por otros servicios relacionados con la operación. Así, un ordenador de 1.200 euros se puede pagar en 60 cuotas de 20 euros al mes.

"Los préstamos del Plan Avanza están teniendo un inicio satisfactorio. Hemos llegado a más de 25.000 pymes y a cerca de 50.000 ciudadanos. Estamos poniendo en marcha un mecanismo de colaboración complejo entre Administración central, entidades financieras y comunidades autónomas". Los préstamos se pueden solicitar en más de 50 bancos y cajas de ahorro.

Para los préstamos de empresas se dispone de 1.060 millones de euros entre el periodo de 2005 y agosto de 2007. Hasta ahora se ha consumido el 29%, 307,554 millones de una partida de 1.060 millones.

Cataluña, Valencia y Madrid

De momento, donde se han solicitado más préstamos es en Cataluña (3.993 préstamos por un importe de 52,76 millones), Comunidad Valenciana (3.743 préstamos que suman 44,27 millones de euros) y Madrid (2.989 préstamos por un total de 39,981 millones de euros). El importe medio de los préstamos para personas es de 1.200 euros y, en el caso de las empresas, de 11.000 euros.

El Gobierno aprobó en noviembre de 2005 el plan 2006-2010 para el desarrollo de la sociedad de la información y de convergencia con Europa y entre comunidades autónomas, el conocido Plan Avanza.

"Lo que se pretende es lograr la convergencia con Europa en 2010 en los indicadores clave", explica Cierco. Ese reto se resume en que la actividad económica de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en España llegue al 7% del PIB en 2010.

A finales de julio, el Ministerio de Industria firmó un convenio de colaboración con el Instituto de Crédito Oficial para la puesta en marcha de la línea de financiación ICO, "con el fin de potenciar y dinamizar las inversiones en tecnologías de la información y de las comunicaciones".

PLAN AVANZA: www.planavanza.es

PRÉSTAMOS ICO: www.ico.es/web/contenidos/0/272/index?n=1

Unos préstamos con poca difusión

Para David Cierco, los préstamos son una herramienta más del Plan Avanza. "Es un programa muy ambicioso que cuenta con un presupuesto de 1.500 millones de euros para este año, tres veces más que en 2004".

El plan se ejecuta con la colaboración de las comunidades autónomas, las entidades locales y más de 80 organizaciones sin ánimo de lucro que colaboran y las entidades financieras. "Los préstamos complementan los esfuerzos que se están realizando para la formación y la alfabetización digital y, en definitiva, sirven para acelerar el cambio cultural tanto en los ciudadanos como en las empresas", asegura Cierco.

La existencia de los préstamos ha tenido poca difusión. El método boca oreja ha sido el más habitual para que los interesados conocieran de los préstamos. Cierco reconoce: "es necesario realizar un esfuerzo adicional en comunicación. Por ese motivo, vamos a poner en marcha en los próximos días una campaña de publicidad de 1,5 millones de euros en prensa y radio local y regional, y distribuiremos 300.000 folletos en colaboración con las entidades financieras".

Cierco destaca la colaboración de la banca en el programa. "Aunque no se cobran intereses, como la amortización es a tres o cinco años, el sistema financiero tiene que devolver el dinero a los siete años, así que disponen de entre dos y cuatro años para gestionar esos fondos y sacarles la rentabilidad necesaria para que sea un producto atractivo para ellos, como lo es para las personas y las empresas que lo solicitan, porque les permite disponer de equipamiento informático por pequeñas cantidades al mes y sin pagar gastos financieros".

Otro objetivo de la Administración es que los préstamos sirvan no sólo para comprar el primer ordenador, sino también para renovar los equipos informáticos que se quedan obsoletos. "Antes sólo se daban los préstamos a las personas que no disponían de conexión a Internet y la solicitaban o a los padres de escolares que estudiaban en un centro público.

También la tramitación era más complicada. "Lo que hemos pretendido es simplificar el papeleo y favorecer las condiciones para que miles de españoles puedan comprar un ordenador con facilidades financieras. El gran desafío es que esa información llegue a toda la ciudadanía", asegura Cierco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2007

Más información