Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policías nacionales de Elda niegan las acusaciones de torturas

Los cuatro policías nacionales de Elda, entre ellos el comisario jefe, imputados por un supuesto delito de torturas a un arrestado negaron ayer ante el juez los hechos, según informa Efe de fuentes próximas del caso. Tras interrogarlos, el magistrado, el titular del Juzgado número 3 de Elda, decretó la libertad con cargos para los policías por lesiones, torturas, detención ilegal y falsificación de documento oficial. En la causa hay imputado otro quinto agente, que ayer no compareció ante el juez por motivos laborales (en la actualidad está destinado en Galicia).

La imputación de los policías se produjo a raíz de la querella presentada por un hombre detenido por los agentes en junio de 2006. El arrestado sostiene que los agentes le agredieron cuando fue detenido en su domicilio particular, así como durante el traslado a la Comisaría y en las dependencias policiales. Él denunciante mantiene que los policías le amenazaron con nuevas torturas si denunciaba los hechos.

Una conocida de la familia del denunciante, quien se encontraba en las inmediaciones de los juzgados eldenses, explicó a los medios de comunicación que al día siguiente de suceder los hechos, vio "al chico con hematomas prácticamente por todo su cuerpo". "Un ojo lo tenía bastante mal, que casi no lo podía ni abrir", agregó la joven, que eludió facilitar su identidad.

Por otro lado, el día 28 de este mes declararán ante el juez los testigos propuestos por el letrado del denunciante, entre los que figura una persona que la a noche de los hechos se encontraba en los calabozos de la Comisaría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de febrero de 2007