ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 20 de febrero de 2007
Entrevista:ESTHER DOMÍNGUEZ | Decana de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UPV | Universidad

"Tenemos que tener potencial humano para atender a planes de gran envergadura"

Esther Domínguez es la nueva decana de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV), el tercer centro con más alumnos de la universidad pública. Sucede en el cargo a Juan Ramón González Velasco, quien impulsó que el centro obtuviese el pasado diciembre la Q de Plata que reconoce su gestión de calidad. Es la primera mujer al frente de dicha facultad y en su equipo cuenta con más mujeres que hombres, algo que afirma no haber buscado. Catedrática de Química Orgánica, espera que algún día el hecho de que una mujer sea decana de una facultad "no suponga nada especial". Recalca que apostará por encabezar un "gobierno de progreso".

Pregunta. ¿Cuáles serán los puntos más destacados de su gestión?

"El proceso de Bolonia supone una ocasión de oro para revisar todas las titulaciones y estudiar si crear otras nuevas"

"La sociedad tiene que saber que su calidad de vida es fruto de la investigación tanto básica como aplicada"

Respuesta. Lo más inmediato es adaptar los títulos de grado al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). La facultad tiene que estar presente en todas las decisiones que impliquen al futuro Parque Científico y Tecnológico, que dará cabida a las nuevas necesidades de infraestructuras de investigación del centro. Tras conseguir en diciembre la Q de Plata, pretendo avanzar, no sé si hasta llegar a la Q de Oro, pero, por lo menos, hasta conseguir otros reconocimientos externos.

P. ¿De qué manera?

R. Se ha nombrado un vicedecano de Innovación y Programas de Calidad y pronto se creará una comisión de calidad que dará soporte a las actividades de mejora. Animaremos a los departamentos y servicios a que asuman en su gestión los principios de calidad total. En este contexto, contamos con el apoyo del vicerrectorado correspondiente. Es imprescindible seguir avanzando, porque supone una cultura de calidad que se transmite al alumnado y le beneficia de cara a su futuro profesional.

P. ¿Cuáles son los retos que deberá abordar?

R. Uno es la puesta en marcha del nuevo centro de Plantas Piloto, que permitirá ampliar nuestra capacidad como centro avanzado de investigación. Hay también una petición de creación de un centro mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la UPV relacionado con las técnicas de haces de neutrones que apoyaré junto con todas las iniciativas de los grupos de investigación.

P. ¿Qué destaca de su equipo?

R. Hay un Vicedecanato de Seguridad y Prevención y otro de Comunicación e Imagen, dos aspectos que tenía claro que había que cuidar. El vicedecano de Calidad e Innovación se va a ocupar también de la captación y fidelización de alumnos. En ese marco ha lanzado este año la campaña Química en Acción para acercar la facultad a los estudiantes de Bachillerato y así detectar o descartar futuras vocaciones.

P. ¿Esa campaña responde a una preocupación por la pérdida de alumnado?

R. Pensamos que faltan vocaciones científicas. Tenemos que tener un potencial humano suficiente como para atender a proyectos de gran envergadura como el centro de espalación de neutrones [infraestructura para la que Vizcaya ha presentado su candidatura]. Para ello, visitamos a los centros de Secundaria que lo solicitan y hacemos acciones de divulgación como la carpa Vive la Ciencia en la Semana de la Ciencia o la exposición de arte fractal.

P. ¿Qué consecuencias tendría el centro de espalación para su facultad?

R. Nuestros egresados podrían desarrollar allí su trabajo y los grupos de investigación próximos la utilizarían. Es un proyecto europeo muy atractivo e innovador que podría atraer a alumnado vocacional.

P. ¿Qué relación hay entre la facultad y los Centros de Investigación Científica (CIC)?

R. Hay proyectos conjuntos e investigadores de nuestro centro implicados en las líneas de investigación que se desarrollan en los CIC. Para nuestros titulados puede ser también un nuevo campo de trabajo importante. No tengo datos para afirmar que las instituciones dejen de lado a la universidad frente a los CIC.

P. ¿Cómo marcha la adaptación al proceso de Bolonia?

R. Los profesores han realizado los programas de innovación, hay cursos piloto y para el año que viene todo Primero de Química y muchas asignaturas de otras titulaciones se van a impartir adaptados. Se han aprobado nueve maestrías oficiales para el curso que viene, pero algunos departamentos prefieren esperar a que las titulaciones de grado estén más definidas para diseñar el máster. Bolonia es una ocasión de oro para revisar todas las titulaciones y estudiar si crear otras nuevas.

P. ¿Está la facultad dotada de los medios que exige la nueva metodología?

R. Disponemos, fruto de la reciente remodelación, de unos locales modernos y totalmente equipados para una docencia avanzada y de calidad, pero el EEES implica crear aulas-gabinete más pequeñas para las actividades docentes dirigidas a grupos reducidos.

P. ¿Es necesario acercar la investigación científica a la sociedad?

R. Tenemos que hacer un esfuerzo de divulgación de la ciencia. La sociedad tiene que saber que su calidad de vida, gracias al teléfono móvil, el microondas o el avance en medicamentos, es fruto de la investigación tanto básica como aplicada. Además, debemos atender las demandas de respuestas científico-tecnológicas por parte de la ciudadanía.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana