ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 3 de febrero de 2007
Reportaje:FITUR | EL MUNDO

'Top ten' planetario

Diez guías de viajes recomiendan sus destinos favoritos

Algunas pistas seguras: cañones de vértigo en México, marcha nocturna en Budapest, playas vietnamitas, horizontes desérticos en Namibia, Palmira, Berlín en bicicleta y rutas urbanas en Nepal.

Acompañan a los viajeros españoles por países que han recorrido muchas veces como profesionales del turismo. De África a Brasil, conocen lugares muy diferentes, pero todos tienen algún destino preferido.

1 México amigo

CARLOS ESPAÑOL (Politours)

"Vivo ocho meses al año en el Distrito Federal. Pero cuando trabajo, prefiero enseñar un país distinto, un México que invita al contacto con sus pueblos y con la naturaleza. Y existen al menos tres buenas opciones para conocerlo: la ruta maya, que empieza en Chiapas y termina en la península de Yucatán; el recorrido colonial, y unas excursiones por el Barranco del Cobre, en el norte". Después de una visita, por ejemplo, al templo de las Inscripciones y a las ruinas de la civilización precolombina en Palenque (Chiapas), "los turistas se suelen sorprender por la riqueza cultural y la extraordinaria amabilidad de la gente, mientras que el barroco del siglo XVIII, legado de la arquitectura española, es el protagonista de la ruta colonial a su paso por Mérida". Los amantes de la aventura, en cambio, encontrarán entre los cañones del desierto de Chihuahua el escenario ideal para realizar excursiones. Además, "en los alrededores del Barranco del Cobre, el más alto, se puede conocer de primera mano la cultura de los indios tarahumara, que aún viven como hace cientos de años entre sus escarpadas".

2 La alegría de Budapest

ANTONIO HORCAJO (Cóndor)

¿Budapest es triste? Todo lo contrario. En la capital de Hungría se respira un ambiente muy parecido al de Madrid en los ochenta. "Hay que salir por la noche y descubrir los bares, tabernas y restaurantes del céntrico barrio de Ferencváros -conocido también como el Soho de Budapest-. Allí el turista no se sentirá extranjero, porque el carácter de los húngaros es, a su manera, muy latino, abierto y amable". Para los que quieran combinar la marcha con la oferta cultural de la ciudad, existen varias opciones. "De día, es imprescindible una visita al Museo de Bellas Artes, que acoge importantes colecciones de arte flamenco y español, entre las que destacan obras de El Greco, Velázquez y Goya. Otras dos etapas de rigor en la orilla de la antigua ciudad de Pest son la Ópera, proyectada a mediados del siglo XIX por el arquitecto Miklós Ibl inspirándose en el estilo renacentista italiano, y el Parlamento neogótico, junto al Danubio", construido tomando como ejemplo el Parlamento de Westminster.

3 Camino a Siria

MARISOL USOBIAGA (Tour Leader)

"Siria es un destino de paz en Oriente Próximo". Desde Damasco hasta los yacimientos arqueológicos situados entre los ríos Tigris y Éufrates podemos bucear en la cuna de la civilización occidental a la vez que descubrimos la cultura y el carácter de un país árabe. "Siria es un buen destino para la Semana Santa. Es recomendable organizar un viaje de ocho días como mínimo. ¿Por qué? Para tener tiempo suficiente de pasear por los mercados del zoco de la capital, uno de los lugares habitados más antiguos del mundo, y visitar con tranquilidad la Gran Mezquita, del siglo VIII. Para encontrar rastros del Imperio romano hay que ir hasta Palmira, donde se exhiben hoy las ruinas de una ciudad-Estado desaparecida en medio del desierto junto a un oasis y a varios asentamientos de beduinos. Los amantes del arte no pueden perderse en Alepo el monasterio de San Simeón, del siglo V, construido por el emperador Zenón después de la muerte de Simeón el Estilita. La ciudad, patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1986, fue nombrada también capital de la cultura islámica el año pasado. Si queda tiempo, no está de más una escapada a Malula, un pueblo de casas amarillas, azules o malva, en el que se sigue hablando arameo, posiblemente la lengua más antigua de la historia de la humanidad".

4 Sentidos de la India

MARÍA JOSÉ MUÑOZ (Catai)

"Para descubrir la verdadera India, su gente y su auténtica espiritualidad hay que viajar al sur de este subcontinente. Conocí esa región hace unos veinte años y para mí ha sido como una droga. Cada vez que regreso a España, sé que volveré. Allí, en el Estado de Tamil Nadu, se encuentra Madurai, una de las ciudades más vivas y sorprendentes del país. El templo de Meenakshi está dedicado a la consorte del dios Shiva y es un magnífico ejemplo de estilo barroco de la arquitectura dravítica. Para entrar en su vestíbulo, animado a todas horas por fieles y sujeto por más de mil pilares, es obligatorio descalzarse. Después es como empezar un viaje a otra dimensión. Recomiendo dejarse llevar por los sentidos: con la ayuda de los olores, los colores, las voces y los murmullos tendremos el privilegio de acercarnos de verdad a la cultura hindú".

5 Con Carlinhos Brown

INMACULADA CUESTA

(Viajes Terral)

"Muchísima marcha. Tal vez sea la expresión que mejor define el espíritu de Salvador de Bahía y su alma mágica. Todo el año, no sólo en carnaval. Locales, conciertos, música y proyectos de integración. Esta ciudad de la Bahía de Todos los Santos transmite alegría y ganas de vivir -como refleja el documental que Fernando Trueba dedicó a la escuela de música de Carlinhos Brown, El milagro de Candeal-. No se pierdan una excursión a la península de Maraú y a sus pueblos de pescadores e islotes con nombres tan curiosos como Tanque o Toc Toc. Otro destino brasileiro muy recomendable es el parque nacional de Lençois Maranhenses, a medio camino entre São Luis y Piauí, en el Estado de Maranhao. Playas, lagunas y manglares cobijan una fauna exótica, tortugas, aves migratorias. Las inmensas dunas parecen unas sábanas (lençois). Y precisamente de ahí viene el nombre del parque".

6 Bienvenidos a Vietnam

MARISOL HERNÁNDEZ

(Phoenix Voyages)

"Vamos más allá de las imágenes del cine bélico. Vietnam hoy es mucho más que Apocalypse Now. Es un país extremadamente moderno, pero también celoso de sus tradiciones. Desde las montañas de Haut Tonkin, situadas en la bahía de Halong, hasta los vestigios imperiales de la antigua Annam (Indochina) y las llanuras del río Mekong. Desde la pequeña localidad de Hoi An, una antigua ciudad comercial donde chinos, japoneses y franceses dejaron su impronta en la arquitectura y en la estructura urbanística, hasta las kilométricas playas de Nha Tang y Phan Thiet, plagadas de cocoteros. Sin olvidar la belleza colonial de Hanoi, que hoy es un auténtico centro comercial a cielo abierto en el que se puede comprar prácticamente todo. Bienvenidos a Vietnam".

7 Namibia está de moda

ANA CUESTA (Nuba)

"Ante todo hay que olvidarse de los entornos urbanos y tener ganas de naturaleza, de lugares mágicos, casi oníricos. Namibia es un país joven. Sólo tiene 16 años, pero se está poniendo cada vez más de moda. ¿Razones? Sentirse perdido en medio del desierto, rastrear huellas de elefantes, participar en safaris nocturnos, conocer los grabados de las tribus de bosquimanos que viven en la sabana, en el norte del país. O contemplar la inmensidad de sus playas, el océano...". Y para los amantes del marujeo, tampoco está de más saber que es el país en el que nació la hija de Brad Pitt y de Angelina Jolie.

8 Nepal para urbanitas

JOSÉ RAMÓN UGALDE

(General Tours)

De acuerdo. Estamos a más de 4.000 metros. Pero Nepal no merece la pena sólo por las cumbres de Himalaya. "Se puede conocer el país recorriendo sus ciudades, cada vez más cosmopolitas. Están cerca, razonablemente bien conectadas y tienen una red hotelera y de restaurantes bastante completa. Desde la capital, Katmandú, hasta Patán o Nagarkot... En esta última también han abierto algunos modernos resorts con magníficas vistas al Everest".

9 Berlín en bicicleta

RITA MONTERO ('freelance')

"¿Les gusta la arquitectura? En Berlín les bastan dos horas a pie y una en bicicleta para una primera toma de contacto con algunos interesantes proyectos urbanísticos posteriores a la caída del muro. Podemos empezar desde la Potsdamer Platz y la Leipziger Platz, seguir con el monumento a las víctimas del Holocausto, de Peter Eisenman, hasta el barrio gubernamental surgido en los alrededores de la estación, el Lehrter Banhnhof. Muy sencillo: un museo por el que no hay que pagar entrada. Todo un lujo".

10 Bombones de Croacia

ADRIANA MATICH

(Travelplan)

"En 1972, el oceanógrafo Jacques Cousteau se enamoró de sus aguas y las llamó las más limpias del planeta. En esa década, la costa de Croacia se convirtió en un oasis del turismo naturista. Después hubo la guerra de los Balcanes, por lo que el público sigue identificando al país con una imagen bélica. Pero Croacia está renaciendo. En Opatija, Split y Dubrovnik, sus coquetas ciudades en la orilla del mar. En su costa, donde a todas horas se oyen las olas romper en las rocas. Y en sus más de 1.200 islotes, la mayoría con hoteles, restaurantes, terrazas chill out baratísimas y un ambiente joven y atrevido".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana