Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps afirma que los grandes proyectos del Consell son las "fábricas del siglo XXI"

El presidente hace una intervención en Fitur triunfalista y muy crítica con el Gobierno

Durante el siglo pasado fue la actividad manufacturera y en el actual son los grandes proyectos impulsados por la Generalitat. El presidente Francisco Camps, en una intervención triunfalista y al tiempo muy crítica con el Gobierno central, defendió ayer, en la feria de turismo de Madrid (Fitur) la apuesta del Consell por los grandes proyectos como creadores de riqueza. Camps habló de la fortaleza de la industria valenciana. Su insistente referencia despertó sorpresa. "Son las fábricas del siglo XXI al servicio de una industria estratégica que es el turismo", acabó asegurando en referencia a los grandes eventos.

El ambiente preelectoral se notó en el Día de la Comunidad Valenciana en Fitur. Tanto el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, como el líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, intervinieron en esa clave.

Tras las dos horas que duró la visita de Francisco Camps a Fitur (donde la Generalitat ha gastado 1,2 millones de euros), el presidente hizo una intervención pública sorprendente por el énfasis puesto en el sector industrial en el marco de la gran feria de turismo. "En cuatro años de legislatura autonómica la Comunidad Valenciana habrá creado la mitad del empleo industrial de España", aseguró, sin hacer referencia a la fuerte crisis que sufre desde hace algunos años la industria manufacturera. "Somos una comunidad turística. Somos una comunidad industrial", dijo Camps, que acabó mezclando ambos sectores y aseguró que los grandes proyectos que ha ido impulsando la Generalitat son "las fábricas del siglo XXI al servicio de una industria estratégica que es el turismo". El responsable del Ejecutivo valenciano defendió que 41 millones de personas han disfrutado ya de los grandes proyectos impulsados desde el Consell e insistió en que crean y seguirán creando riqueza. Por ello, defendió su apuesta por estos proyectos y por los "eventos atractivos" que sirven de "acicate" para la economía valenciana.

Más previsible, Camps cargó contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, incidió en la importancia de los puertos, aeropuertos y tren de alta velocidad (AVE), todos ellos en obras, y denunció al Ejecutivo por haber hecho "todo lo posible para que no se desarrollasen" las infraestructuras. Las críticas fueron rápidamente contestadas por el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, quien le recordó a Camps que la fecha de conclusión del AVE es 2010 y subrayó que nunca un gobierno ha "invertido tanto en infraestructuras clave".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de febrero de 2007