Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Unos premios con acento hispano

"Todo lo que hace respira verdad"

Cuando Bigas Luna conoció a Penélope Cruz tuvo claro que iba a hacer historia en el cine. "Tenía 17 años, estaba llena de ilusión y de una sensualidad maravillosa. Enseguida me di cuenta de que era una niña con muchas ganas de comerse el mundo". Con Jamón, jamón descubrió "su belleza ibérica" y unas cualidades que ya antes habían seducido a Rafael Alcázar y Fernando Trueba y que después conquistaron a Pedro Almodóvar, Alejandro Amenábar, Agustín Díaz Yanes y Fernando Colomo, entre otros cineastas.

"Si hubiera tenido que elegir entre las dos nominaciones, la de Penélope o la de mejor película extranjera, sin duda hubiera elegido la de Penélope. Me siento muy orgulloso de ella (nuestra relación va más allá de la relación actriz-director) y tan contento", dijo ayer Almodóvar poco después de conocerse la nominación de la actriz y la salida de su película Volver de entre las elegidas. "Desde que la vi en Jamón, jamón quise trabajar con ella. Ya en su debut, Penélope hacía gala de una visceralidad y una autenticidad inusitada. Todo lo que hacía delante de la cámara respiraba verdad", manifestó a través de un comunicado. "Estas cualidades, junto a una disciplina ilimitada y una bondad personal que sólo conocen los que han trabajado con ella, las hemos desarrollado en las tres películas que hemos hecho juntos. Y han alcanzado su cima en Volver".

Mala suerte en EE UU

Penélope suscita prácticamente la unanimidad entre quienes la han dirigido, que coinciden en destacar su autenticidad, su profesionalidad, su voluntad de hierro. "Es muy sincera con sus personajes, se entrega totalmente a ellos dentro y fuera de la película, se emborracha de ellos", cuenta Bigas Luna. "Es una mujer enamorada de su profesión, que ha sido humilde y ha ido puliendo sus defectos y perfeccionándose con el tiempo", añade Díaz Yanes. Pero ni uno ni otro olvidan mencionar que esta actriz convertida en estrella también debe mucho a su físico. "Penélope tiene mucho carisma, una belleza muy ibérica, como el buen jamón", señala el primero. El director de Sin noticias de Dios emplea otras palabras para decir lo mismo: "Su belleza es modernamente española y la cámara le tiene un aprecio sin igual".

Los tres cineastas consideran que con la candidatura se ha hecho justicia al trabajo de esta mujer, con 35 películas a sus espaldas, que, sin embargo, está todavía abriéndose camino en Estados Unidos. "Penélope no ha tenido suerte con sus proyectos americanos, empezó con mucho ímpetu pero al final yo creo que no se la han tomado en serio como actriz", apuntó Almodóvar. "La fama de sus parejas sentimentales tampoco la ha favorecido. (...) La industria americana no ha sido justa con Penélope y afortunadamente Volver le ha servido para ganarse el respeto y la admiración como actriz que hasta ahora le habían negado".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de enero de 2007