ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 19 de enero de 2007

El aire de Barcelona duplica los niveles de contaminación que fija la Unión Europea

El aire de Barcelona está lejos de cumplir la directiva de la Unión Europea (UE) que a partir de 2010 limitará a 40 miligramos por metro cúbico la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2). De acuerdo con un estudio que el Ayuntamiento presentó ayer, en algunas zonas de la ciudad se supera con creces y se duplica el máximo permitido por la UE.

Este es el caso de Gràcia-Sant Gervasi. Los indicadores municipales establecen que en este distrito es donde el aire está más contaminado. En esta zona, la concentración media anual de este contaminante se sitúa en 83 miligramos por metro cúbico de aire.

En otros lugares de Barcelona, la concentración de NO2 también supera la cifra máxima que permite la directiva europea. En el Eixample, la media anual es de 68 miligramos por metro cúbico. En Sants, la tasa es de 49 miligramos; en Ciutadella, de 48, y en Poblenou, de 43.

El dióxido de nitrógeno es un contaminante que se origina tras la quema de combustibles fósiles. El tráfico es uno de los principales emisores de este compuesto, aunque también lo son la industria y la generación de energía, entre otros. Diferentes estudios alertan del elevado riesgo que tiene para la salud la exposición prolongada a este compuesto, ya que el riesgo de sufrir una patología respiratoria se incrementa, especialmente en los niños.

En cuanto al dióxido de carbono (CO2), uno de los gases que ocasionan el efecto invernadero, en Barcelona se emitieron 3,13 toneladas por habitante en 2003, frente a las tres toneladas del año anterior.

El propósito de la UE es que los Estados miembros reduzcan paulatinamente las emisiones de este contaminante durante los próximos años. A partir de 2010, si se supera el máximo de 40 miligramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico, habrá sanciones. La coordinadora del estudio municipal, Margarida Parés, aseguró que los datos del Ayuntamiento prueban que la ciudad "está lejos" de cumplir con la directiva europea.

La teniente de alcalde Imma Mayol (ICV-EUiA) aseguró que estos datos ponen de manifiesto que hay que tomar medidas para mejorar la calidad del aire de la ciudad. Entre ellas, defendió que es necesario reducir el uso del vehículo privado ya que, recordó, es uno de los principales contaminantes. En este sentido, la dirigente ecosocialista alabó la propuesta del Departamento de Medio Ambiente de rebajar a 80 kilómetros por hora la velocidad máxima en los accesos a Barcelona con el propósito de reducir la emisión de compuestos como el dióxido de nitrógeno.

El informe del Ayuntamiento que se presentó ayer indica que la ciudad mejora en otras cuestiones medioambientales, como la recogida selectiva de residuos, la biodiversidad de las aves y la disminución del consumo de agua. Los datos municipales ponen de manifiesto que el número de kilómetros cuadrados de zonas verdes se ha estancado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana