Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:INVESTIGACIÓN

Wahlster: "En la Web 3.0 habrá numerosos servicios de pago"

El investigador trabaja en el desarrollo de Quaero, el buscador europeo que representa la convergencia entre los servicios de las 'webs' semántica y social

El proyecto de motor de búsqueda europeo Quaero tendrá un fuerte componente de pago. Así lo anuncia uno de sus principales investigadores, Wolfgang Wahlster, director del Centro de Investigación Alemán en Inteligencia Artificial (DFKI), que impartió una conferencia sobre coches inteligentes en Cosmocaixa (Barcelona).

Desde su punto de vista, Quaero será un exponente de la Web 3.0: la convergencia de la web semántica y las aplicaciones colaborativas de la Web social, como la Wikipedia.

Quaero es un proyecto francoalemán de 400 millones de euros para desarrollar un buscador europeo capaz de hacer rastreos automatizados multimedia y multilingües en Internet. "No es un antigoogle, vamos más allá, a hacer negocios gracias a la web semántica", dice Wahlster.

En el equipo alemán trabajarán, durante los próximos cuatro años, Bertelsmann, Siemens y otras grandes compañías, además de centros de investigación como el DFKI.

Mientras los franceses desarrollan el motor de búsqueda, el equipo alemán se ha concentrado en lo que denominan la web empresarial, "porque trabajamos con SAP", software de gestión empresarial, para crear contenidos de pago o sistemas de búsqueda y descarga legal de películas a través de sistemas P2P. Por el momento, ya han conseguido 900 páginas de descripciones, dice Wahlster. En este sentido, el instituto DFKI ha participado en el desarrollo de la plataforma de distribución de contenidos digitales GNAB, que ya utilizan en Europa Warner Bros (servicio de pago In2Movies), y Emi Music. Telefónica la ha adquirido para Pixbox, su servicio de descargas musicales y de películas.

La participación del DFKI en el proyecto Quaero le permite dar un paso más allá de la plataforma GNAB: el usuario podrá emplear el lenguaje natural para hacer preguntas del tipo ¿dónde tengo una película al mejor precio?

El instituto DFKI también aprovechará en Quaero su intervención en el consorcio alemán SmartWeb, que lidera. Este proyecto de 24 millones de euros que termina en 2008 es un ejemplo de las posibilidades de la Web 3.0 para el móvil.

Una de las demostraciones de SmartWeb es una guía personal empleada durante la Copa Mundial de Fútbol de Alemania 2006. El usuario podía preguntar a través de un móvil inteligente quién ganó la copa del mundo de 2006. El sistema acudía a Internet, verificaba todas las páginas proporcionadas por Google, por ejemplo, y de esas páginas extraía la respuesta: Italia.

Preguntas con respuesta

Porque, si a un buscador tradicional se le pregunta ¿cuál es la altitud del Monte Fuji? el usuario debe leer centenares de páginas para extraer la respuesta, dice Wahlster. "Nuestra crítica a la web actual es que obtenemos un exceso de información, te pasas mucho tiempo leyendo demasiados documentos".

SmartWeb explota las capacidades de la web semántica para crear un sistema inteligente de pregunta-respuesta, un paso más allá de los motores de búsqueda.

Como todavía existen pocas páginas web semánticas, debido a las costosas tareas de identificación, SmartWeb utiliza una tecnología lingüística avanzada y métodos de extracción de la información para la anotación automática de las páginas tradicionales, codificadas en HTML o XML.

Y mientras que en la web semántica, dice, no existen suficientes páginas, la Web 2.0 es demasiado caótica, porque no existen ontologías (etiquetas de clasificación). Un ejemplo, el sitio de fotografías Flickr: al buscar una imagen del Volkswagen Golf puede aparecer un coche, una pelota o un pueblo.

"Con la Web 3.0 tendrás un nuevo sistema Flickr y cuando teclees la palabra golf automáticamente te preguntará: ¿deporte? ¿coche? ¿lugar? Simplemente harás clic en uno de ellos y cuando el siguiente usuario busque el coche deportivo ya no le aparecerá la imagen de la pelota".

Lo que haremos con SmartWeb o Quaero es entrar "en la web profunda", asegura Wahlster.

Con Quaero será posible obtener respuestas certeras a cuestiones como ¿cuáles han sido los ingresos de Zara en 2005? Lo habitual es obtener muchos documentos, "nosotros los verificaremos todos y mediante un algoritmo especial analizará la tabla, de la cual extraeremos la cifra exacta", dice Wahlster.

La primera versión de la tecnología SmartWeb para vehículos se mostró en la última feria Cebit (Alemania). Se trata de un sistema de diálogo multimodal con el coche que combina el habla, los gestos y expresiones faciales como sistemas de entrada y salida de información, y además tiene en cuenta el contexto: el sistema se adapta al papel de la persona, según sea conductor de coche, de moto o peatón.

SmartWeb también ensaya la comunicación semántica P2P entre automóviles: cuando las ruedas patinan o cuando se abre el airbag en un accidente, avisa a otros vehículos próximos con diferentes mensajes. También trabajan sobre sistemas que adaptan la comunicación del vehículo a la edad y el sexo del conductor (texto más grande, velocidad más lenta de la voz).

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de enero de 2007