Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Faldas para los pasos de cebra

El Ayuntamiento de Fuenlabrada instala ocho señales de tráfico con el ideograma de una silueta femenina

Si en Fuenlabrada las mujeres representan a la mitad de la población, ¿por qué al cruzar la calle la señal del paso de cebra tiene siempre el dibujo de un muñeco con silueta de hombre? El Ayuntamiento de la localidad (gobernado por PSOE e IU) ha querido terminar con esta discriminación y desde hace 15 días hay ya ocho señales de tráfico -todas de paso de peatones- con el dibujo de una mujer con falda y coleta.

La medida ha causado "debate y polémica en la calle", según reconoce Rosalina Guijarro, concejal de Seguridad y Tráfico. "Pero desde el punto de vista del feminismo, es precisamente lo que pretendemos: que se mantenga vivo el debate. El 50% de la población es mujer y tiene que verse representada", agrega Guijarro.

"Algún vecino se ha quejado, pero las mujeres están contentas", dice la concejal de Seguridad

Las señales femeninas, de momento, siguen en franca minoría en Fuenlabrada. En toda la ciudad (200.000 residentes) hay 400 señales de paso de peatones, así que en la inmensa mayoría sigue predominando la figura del hombre. "Hemos escogido estas señales de paso de cebra porque son de las pocas en las que hay un dibujo humano. La idea es ir cambiando las señales masculinas, cuando se caigan o se deterioren, por señales femeninas. Vamos poco a poco, no queremos que sea un gasto para las arcas municipales", explica Guijarro.

La idea de las señales de tráfico femeninas, pionera en la región, forma parte del IV Plan de Igualdad de Fuenlabrada. Y el próximo paso será cambiar también, poco a poco, las siluetas de hombre de los semáforos por cuerpos de mujer. "Pero eso va con más retraso, porque la empresa concesionaria dice que es más complicado hacerlo", advierten desde el Consistorio fuenlabreño.

El Ayuntamiento de Lugo cambió el pasado 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de las Mujeres, los muñecos de los semáforos por muñecas. Lo hizo la artista gallega Luz Darriba, colocando transparencias sobre los semáforos. Pero la iniciativa sólo duró ese día reivindicativo.

En las calles de Fuenlabrada, algunos hombres tuercen el gesto cuando ven el paso de peatones con el dibujo de un muñeco con falda y coleta. "Menuda tontería. No entiendo nada, ¿por qué lo han vestido con falda? ¿Es que antes el muñeco iba desnudo? Pues si siempre ha sido un hombre, que siga siendo un hombre", se quejaba Constantino, de 65 años, que paseaba con su mujer, Paulina, cerca de una señal femenina. A ella, en cambio, la idea le parecía bien. "Muy bien, muy bien. Que pongan más en todos sitios", remachaba.

Entre los jóvenes, menos polémica y más guasa. "Yo creía que eran como angelitos, sin sexo", contaban las veinteañeras Laura Pineda y Marta Solís al lado de una señal que hay colocada cerca del Ayuntamiento de Fuenlabrada. La edil de Seguridad cuenta que "algún vecino" se ha quejado de la medida. "Pero las mujeres están contentas, se ven representadas", añade.

Además del cambio en los pasos de peatones, el plan de igualdad del municipio incluye otras medidas. Por ejemplo, el Ayuntamiento ofrece cursos a las mujeres que quieran ser policías locales. En la Policía Municipal de Fuenlabrada hay 230 agentes, de los que sólo 32 son mujeres. "Pero vamos mejorando. De la última promoción de 50 nuevos policías han entrado 14 chicas", aclara Rosalía Guijarro, la concejal de Seguridad.

Además, los y las policías municipales fuenlabreños tienen un manual explícito para que "no se utilice lenguaje sexista". "Por ejemplo, a la hora de hacer un informe, si la persona que está al cargo es una sargenta, hay que poner eso: sargenta, nada de la sargento", concluye la concejal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 2006