Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Un amor desmesurado

Del teatro a la política pasando por la televisión, Miguel Esteves Cardoso ha hecho de todo en Portugal. El amor es jodido, su primera novela, es el relato de la relación entre dos amantes desde un punto de vista que se mueve entre la ironía y el tremendismo.

Miguel Esteves Cardoso nació en 1955 y ha sido, desde los años ochenta, algo así como el niño terrible del periodismo portugués. Su actividad pública es frenética: protagonista de una breve carrera política, director del semanario O Independente, colaborador de Expresso, cabeza visible de un programa de enorme éxito en la cadena televisiva SIC... sin duda alguna, su profusa visibilidad y la jocosa radicalidad de muchas de sus opiniones públicas han hecho de él uno de los periodistas más populares y controvertidos de Portugal.

Como escritor, Miguel Este

EL AMOR ES JODIDO

Miguel Esteves Cardoso

Traducción de Mario Merlino

Roca. Barcelona, 2006

192 páginas. 15 euros

ves Cardoso ha publicado varios libros de crónicas (desde A causa das coisas, 1986) que no dejaron a nadie indiferente, además de críticas musicales, textos teatrales o letras para canciones. El amor es jodido significó, allá por 1994, su primera incursión en la novela, siendo un éxito incuestionable de ventas tanto en Portugal como en Brasil. Se trata de un libro escrito con mucha ironía y no exento en algunas ocasiones de inteligencia, que reflexiona sobre el amor y las relaciones humanas y sobre la destrucción y la muerte, a través de una historia central, narrada de forma retrospectiva y protagonizada por dos amantes que viven un amor que roza el tremendismo, enfermizo e imposible. Miguel Esteves Cardoso experimenta con una notable variedad de registros (el monólogo central del personaje masculino se mezcla con numerosos diálogos, con poemas y aforismos), simulando un lenguaje ágil y rápido plagado de coloquialismos, apto para todos los públicos. Sin embargo, algunas de las mismas cualidades del libro son sus principales defectos: se trata, al mismo tiempo, de un libro desmesurado en su concepción del lenguaje, ingenuo a veces en su afán por descalabrar la sintaxis, con un argumento en el que los aspectos más tormentosos de la relación amorosa rozan, demasiadas veces, los límites del absurdo: "El amor es jodido. No cambiaré de opinión. Donde haya amor, éste acabará, tarde o temprano, jodiéndose. (...) ¿Por qué jodemos al amor? Porque no lo resistimos (...) Un amor sólo un poco jodido puede ser la cosa más bonita de este mundo". Es, en cierto modo, literatura provocativa, mediática y de tono comercial, que probablemente no dejará indiferente a ninguno de sus lectores, tal y como le gusta siempre, en cualquiera de sus actividades, al autor del libro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de septiembre de 2006

Más información

  • Miguel Esteves Cardoso