ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 22 de septiembre de 2006

El regulador expedienta a Telefónica por frenar el paso de 24.000 clientes a Vodafone y Amena

La compañía se enfrenta a una fuerte multa de la CMT por retener abonados en Navidad

Telefónica se enfrenta a una nueva multa millonaria. La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) le ha abierto un expediente sancionador por demorar las solicitudes de los clientes de Movistar, su marca de telefonía móvil, que querían cambiarse de compañía. La denuncia, realizada por Vodafone y Amena, afecta a 24.541 clientes que quisieron portar su número las navidades pasadas. La CMT considera la infracción muy grave por lo que la multa puede alcanzar el 1% de la facturación. El regulador también le ha abierto otro expediente en relación al ADSL.

La relación entre la CMT y Telefónica no pasa por sus mejores momentos. El regulador ha vuelto a la carga y le ha abierto un nuevo expediente sancionador por infracción muy grave. Esta vez le ha tocado el turno a la filial de Móviles. La CMT considera que Movistar retrasó deliberadamente en las navidades pasadas las peticiones de portabilidad de sus abonados, mecanismo que permite cambiar de compañía conservando el número de teléfono, de forma gratuita.

Según la resolución de la CMT aprobada el 14 de septiembre, Telefónica Móviles retrasó a partir del 21 de diciembre pasado durante tres días hábiles las solicitudes de portabilidad recibidas de Vodafone y de Amena, de forma que durante los días 29 y 30 de diciembre y el 2 de enero de este año no tramitó ningún cambio de compañía.

Esta actuación afectó a 24.541 abonados de Movistar que querían cambiar de compañía, lo que supone un 10,6% del total de solicitudes tramitadas en diciembre pasado.

La resolución subraya que el retraso tuvo un fuerte impacto por producirse en los últimos días del año, uno de los periodos en los que se hacen más llamadas y, por tanto, de mayores ingresos para las compañías. "Por tanto, Telefónica Móviles España al aplicar dichos retrasos a las portabilidades de forma arbitraria, no solamente provocó perjuicios a los usuarios y a las operadores receptores de dichos usuarios, sino que se benefició de tal situación", señala la resolución.

Telefónica alegó en su defensa que dichas demoras se debieron a reajustes técnicos ante el alto número de solicitudes. Pero la CMT rechaza este argumento aduciendo que esos reajustes técnicos no le impidieron a la compañía tramitar normalmente las solicitudes de los clientes de Vodafone y Amena que decidieron pasarse a Movistar en esas fechas. Al considerarse una infracción muy grave, la sanción puede alcanzar el 1% de los ingresos brutos anuales en el último ejercicio en la rama de la actividad afectada.

Pero como las desgracias no vienen solas, la CMT le ha abierto otro expediente sancionador a Telefónica por el incumplimiento de Oferta de Bucle de Abonado (OBA), que regula el acceso a las centrales de la operadora por parte de su rivales.

En este caso, es por una denuncia de Wanadoo (France Té-lécom). Las multas coercitivas a las que se enfrenta Telefónica varían entre 100 y 10.000 euros diarios, si no corrige las irregularidades, referidas sobre todo, a las bases de datos. Ambos expedientes están en fase de instrucción.

Por otra parte, Movistar ha puesto en marcha un servicio por el que sus clientes podrán realizar llamadas internacionales a otras operadoras del grupo de Latinoamérica y Marruecos al mismo precio que si realizaran una llamada a un número Movistar dentro de España.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana