ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 18 de septiembre de 2006

25.000 personas exigen en Santiago dimisiones por los incendios forestales

Rajoy y toda la dirección gallega del PP asisten a la marcha

Santiago de Compostela 18 SEP 2006

El PP ya tiene su nunca máis y ayer lo presentó en sociedad. La plataforma SOS contra o lume (fuego), que preside el alcalde popular de Barro (Pontevedra), reunió a 25.000 personas en Santiago de Compostela para exigir dimisiones por la oleada de incendios forestales que a principios de agosto arrasó 80.000 hectáreas de bosque en Galicia. A la marcha se sumaron el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, y toda la dirección de su partido en Galicia, que reclamaron también una investigación parlamentaria sobre el desastre.

Los manifestantes llenaron la plaza del Obradoiro de Santiago, en la que, según los baremos habituales de la policía local, caben unas 25.000 personas. Ése fue el criterio usado por los agentes municipales para calcular, por ejemplo, que el 1 de diciembre de 2002 se reunieron 150.000 personas en la primera gran manifestación de Nunca Máis durante la crisis del Prestige. Ayer, la policía local de Santiago -cuyo ayuntamiento gobiernan socialistas y nacionalistas- cifró en 12.000 los asistentes. Los organizadores lo elevaron a 40.000. Rajoy fue más lejos y la consideró la "manifestación más importante de los últimos 15 años en Galicia". Los organizadores de la marcha no disimularon su propósito de presentarse como una réplica a Nunca Máis, que hace tres semanas congregó a unas 20.000 personas, según el cálculo policial, en otra manifestación "contra el terrorismo forestal" apoyada por socialistas y nacionalistas.

Gritos contra escritores

El lema que se hizo célebre durante la marea negra del Prestige figuraba en muchas de las pancartas que se exhibieron ayer, aunque dirigido contra sus promotores. Titiriteiros, nunca máis, rezaba una de las más repetidas, en alusión a los artistas e intelectuales que encabezan esa plataforma. Desde la megafonía de la organización también se lanzaron consignas contra los escritores Manuel Rivas y Suso de Toro. Y los discursos finales se abrieron con unas palabras del alcalde de Barro, José Antonio Landín, quien se presentó así: "Yo no soy artista ni cantante ni filibustero".

Como en las marchas de Nunca Máis, los políticos cedieron el protagonismo en la primera fila y en los discursos a representantes de colectivos sociales. Además del alcalde de Barro, en la plaza del Obradoiro intervinieron un técnico forestal, una integrante de las brigadas antiincendios y Ana Massó, hija y nieta de dos mujeres que murieron en Pontevedra al ser atrapadas por el fuego cuando transitaban por una carretera. "No dejo de pensar que si las autoridades hubiesen actuado como es debido, la tragedia podía haberse evitado", afirmó Massó, quien se dirigió a los integrantes del Gobierno gallego para espetarles: "!Qué gran ironía! Yo les voté a ustedes, pero me han defraudado".

"Touriño, cobarde, Galicia está que arde", "fuera con ellos" o "¿dónde están los terroristas?" fueron lemas muy coreados. Tanto los discursos de los miembros de la plataforma como las declaraciones a la prensa de los dirigentes del PP coincidieron en acusar de "incompetencia" al Gobierno gallego por "desmantelar" el dispositivo contraincendios creado por los gobiernos de Manuel Fraga.

Mariano Rajoy (en el centro), rodeado de gran parte de la cúpula del PP gallego ayer durante la marcha. / ANXO IGLESIAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana