Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
El fenómeno de la inmigración

Coalición Canaria acusa al Gobierno de actuar "tarde y sin sentido de anticipación"

El portavoz de Coalición Canaria, Paulino Ribero, empezó diciéndole ayer al ministro del Interior que compartía "al 100%" la filosofía de lo que había dicho, pero inmediatamente lo acusó de haber actuado "tarde" y "sin sentido de la anticipación" para saber por dónde iban a salir los inmigrantes una vez que se redujeran los flujos desde Marruecos y Mauritania. Ribero, representante del partido que gobierna Canarias, reclamó a todos los grupos políticos la suscripción de un pacto de Estado sobre la inmigración, que incluya un ministerio específico para este fenómeno.

Ribero casi disculpó a Rubalcaba, ya que, a su entender y el del resto de partidos, quien debería haber estado dando explicaciones es Jesús Caldera, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, responsable máximo de la Secretaría de Estado de Inmigración. El diputado recordó que Canarias sufre la inmigración desde 1996, pero ningún Gobierno "le ha dado prioridad, ni ha hecho un trabajo continuo", sino que se ha actuado por la presión de los medios de comunicación.

Ribero ofreció luego datos significativos. Dijo que en Senegal hay 15.000 cayucos en venta; que en la ruta hacia Canarias ya han muerto unas 600 personas; que en las islas siguen 700 menores que saturan los centros de acogida, y que desde 2001 han entrado de turistas y se han quedado irregularmente unas 21.000 personas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 2006