Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE debate la imposición de peajes para circular por el centro de las ciudades

La medida, adoptada por varias urbes europeas, figura en el texto de la conferencia política

El PSOE ha abierto un debate sobre la posibilidad de establecer peajes a los automóviles para acceder al centro de las ciudades. La propuesta la introdujo, a última hora, el responsable socialista de Política Municipal, Álvaro Cuesta, en el borrador del documento marco que el PSOE debatirá en su conferencia política el 15, 16 y 17 de septiembre, que preparará los comicios municipales de mayo. Cuesta, inspirado en los precedentes de capitales como Londres y Roma y en ciudades como Francfort, Colonia y Milán, pretende con esta medida una "mejor habitabilidad".

Álvaro Cuesta admite a EL PAÍS que la medida de introducir el pago de peajes a los automóviles para acceder al centro de las ciudades es polémica, pero estaría sometida a una doble condición previa: a que la decida autónomamente cada municipio y a que se adapte a cada situación. La medida va abriéndose paso en importantes ciudades europeas, capitales como Roma y Londres, o grandes urbes, como las alemanas Francfort y Colonia o la italiana Milán, donde se cobrará peajes a los automóviles para el acceso al centro de la ciudad a partir de enero.

No obstante, es muy difícil que la propuesta prospere tras la conferencia política del PSOE de septiembre, pues la dirección de este partido trabaja en la línea de liberar peajes, como ha sucedido en autopistas de Galicia y Andalucía, por su impopularidad. El coordinador de la secretaría de Organización socialista, Oscar López, sitúa la propuesta de Cuesta en el campo de la "reflexión política", pero no en el de la "propuesta programática". "El PSOE ni apuesta ni apostará por el peajes en el centro de las ciudades", dijo López ayer.

El objetivo de la propuesta de peajes para acceder al centro de las ciudades sería, según Cuesta, mejorar su habitabilidad, proteger sus centros históricos y estimular el transporte público en detrimento del privado. Esta posibilidad ya la planteó el Ministerio de Medio Ambiente en el plan nacional de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, elaborado en 2004, con el objetivo de cumplir las recomendaciones del Protocolo de Kioto.

Cuesta vincula los peajes en el centro de las ciudades a otras medidas, también recogidas en el borrador de la conferencia, como los aparcamientos disuasorios que, situados en lugares estratégicos de las urbes y a bajo precio, pretenden reducir el transporte privado en favor del público.

El borrador del documento de la conferencia política del PSOE realiza una importante reflexión sobre el deterioro que ha supuesto para la calidad de vida en las ciudades la proliferación del transporte privado en detrimento del público.

Lo atribuye a "la carencia de políticas integradas y decididas de movilidad, que apuesten decididamente por el transporte público, los transportes ecológicos y recorridos peatonales, debidamente articulados con políticas innovadoras que disuadan del uso del transporte privado en la ciudad y recuperen numerosos espacios públicos para la vida colectiva".

En ese contexto, el documento marco del PSOE propone una serie de medidas, entre las que figuran los peajes para entrar en las zonas centrales de las ciudades.

Falta de espacio

"El objetivo de una ciudad sostenible y habitable debe articularse en su totalidad a través de una política de movilidad avanzada, integrada y coherente que permita desarrollar sistemas para gestionar óptimamente la falta de espacio en las vías públicas", reza el texto.

A continuación, propone una combinación de medidas. Entre las reguladoras plantea la reserva de carriles-bus, prioridad para los autobuses, carriles para vehículos de alta ocupación, prohibición de carga y descarga en horas punta, establecimiento de vías y circuitos peatonales y para bicicletas.

Entre las medidas fiscales cita los peajes para entrar en las zonas centrales de las ciudades y las tarifas para el aparcamiento en vías públicas. Entre las medidas tecnológicas plantea fomentar la implantación de medios de transporte público ecológico -como tranvías y autobuses eléctricos- y enviar claras señales a la industria para la investigación y el desarrollo de coches ecológicos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de agosto de 2006