Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Oleada de incendios en Galicia

La Xunta asegura que mantiene el mismo dispositivo contra el fuego que tenía el PP

Fraga considera que hay más incendios porque el Gobierno gallego está dividido

Los incendios que arrasan desde el pasado fin de semana Galicia prendieron también ayer la polémica política. La chispa fueron unas declaraciones del presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en las que calificaba de "descoordinada" la gestión que hace la Xunta de la catástrofe, y deslizaba que en la contratación de personal antiincendios había primado el conocimiento del idioma gallego sobre la experiencia. El ex presidente gallego Manuel Fraga aseguró ayer que "cuando hay división en un Gobierno, como en el actual bipartito o en el tripartito catalán, hay más incendios".

El responsable de política forestal, el consejero de Medio Rural Alfredo Suárez-Canal aseguró que la Xunta ha mantenido "con matices" el mismo operativo que había heredado del Gobierno del que era presidente Fraga y vicepresidente Feijóo. También restó importancia a la denuncia lingüística calificándola de "anecdótica". Pero a esa anécdota se han aferrado dirigentes nacionales del PP, como Eduardo Zaplana, que ha acusado al Gobierno "de estar más preocupado por requisitos lingüísticos y nacionalismos, que en combatir incendios".

Distintas fuentes de la Xunta, empezando por el presidente, Emilio Pérez Touriño, han desmentido esa exigencia. Según la administración autonómica, los funcionarios y trabajadores fijos de los servicios antiincendios ingresaron durante los gobiernos del PP (y también necesitaron superar una prueba de idioma gallego). Por lo que se refiere a la contratación de trabajadores temporales, la normativa actual, básicamente la misma que en 2003, establece el conocimiento del gallego como un mérito más para incorporarse a las listas de candidatos.

Feijóo precisó ayer que CC OO había denunciado el caso de 30 conductores de motobombas que no habían sido contratados por ese requisito idiomático. "Fueron 36, que tenían menos puntación, y que acabaron siendo contratados todos", aseguraron fuentes de Medio Rural. Tampoco en el convenio de la Xunta con los municipios para crear brigadas locales se menciona ese requisito. "Un convenio que 30 ayuntamientos gobernados por el PP se negaron a firmar, quizá porque establecía que las contrataciones tendrían que realizarse por concurso de méritos, en lugar de a dedo", señalan en la Xunta.

5.000 personas trabajando

Entre funcionarios, trabajadores de la Xunta y cuadrillas locales, en los montes y en los alrededores de los núcleos de población luchan contra el fuego 5.000 personas, cerca de 40 aeronaves y 200 motobombas (100 de la Xunta y otras tantas de otras administraciones o empresas). La inversión en medios contra los incendios asciende este año a 70 millones de euros, lo que supone 27 euros por habitante (el último presupuesto que gestionó el PP, en 2004, rondó los 60 millones). En Medio Rural no quieren entrar en comparaciones con ejercicios pasados, pero aseguran que han mantenido mismo operativo heredado.

"A todos los jefes de servicio se les ofreció continuar, y la mitad accedieron, incluido un puesto clave de la lucha contra el fuego, el jefe de organización y control de medios, que por cierto, ni es gallego ni lo habla", manifestó ayer el secretario general de Relaciones Institucionales, Antón Losada. En el programa Hoy por hoy de la cadena SER, Losada se había anticipado a las críticas del ex presidente Fraga: "Este Gobierno no se dedica a discutir entre sus miembros, como pasó cuando el Prestige", dijo Losada, en referencia a la crisis provocada por el hundimiento de un petrolero frente a la Costa de la Muerte que provocó una catástrofe ecológica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 2006