Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga impone un formato de la Copa que favorece a los equipos de Primera

La asamblea de la Federación Española de Fútbol acordó ayer un nuevo formato de la Copa del Rey, el enésimo experimento impuesto por los clubes de Primera División que, una vez más, son los que salen favorecidos por el cambio. Es fruto del convenio que el día anterior firmaron la Federación y la Liga Profesional.

El nuevo sistema tendrá cuatro años de vigencia y prevé que los equipos de Primera inicien su participación sólo a partir de los dieciseisavos, primera ronda que se disputará a doble partido.

Un total de 83 clubes entre Tercera, Segunda B, Segunda y Primera disputarán el torneo. En la tres primeras rondas, a partido único, sólo se enfrentarán, según criterios geográficos, equipos de Tercera, Segunda B y Segunda División. Será a partir de la cuarta eliminatoria, la de dieciseisavos, cuando se estrenen los equipos de Primera División.

En esta ronda se garantiza la presencia de seis clubes de Segunda B o Tercera, y éstos serán los que se enfrentarán, previo sorteo, a los cuatro equipos que juegan la Liga de Campeones y a dos de la Copa de la UEFA. El tercer equipo en la Copa de la UEFA y el de la Intertoto se medirán sólo a equipos de Segunda. El resto de equipos de Primera División jugarán entre sí o frente a otros de Segunda.

La Federación, según informó su secretario general, Jorge Pérez, como consecuencia del convenio con la Liga, ha cedido a ésta los derechos televisivos de la Copa a partir de los dieciseisavos

. "Por este motivo", dijo Pérez, "ningún club podrá impedir que se televise los partidos que se requieran". La Liga, a cambio, pagará tres millones de euros a la Federación para los equipos de Segunda B y Tercera División.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 2006