Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un monumento hecho con traviesas de ferrocarril recordará el Holocausto judío

Unas cuantas traviesas de ferrocarril para recordar a los millones de judíos muertos a manos de los nazis. El jardín de las Tres Culturas del parque Juan Carlos I (Barajas) abrirá el próximo año una ventana al Holocausto con la instalación del monumento realizado por Samuel Nahon, de 72 años, judío de origen sefardí. Una plataforma formada por la "madera aviejada" de las traviesas servirá de base a tres piezas: la estrella de David, la figura de un hombre con un niño en brazos y un grupo de traviesas clavadas en la tierra, símbolo de las víctimas que fueron trasladadas a los campos de concentración en los "trenes de la muerte".

La concejal de Medio Ambiente, Paz González, firmó ayer el convenio con la Comunidad Judía de Madrid, en función del cual el Ayuntamiento cede un terreno de 140 metros cuadrados en el parque Juan Carlos I e instalará allí el complejo escultórico. "El pueblo de Madrid quiere rendir homenaje a tantos y tantos inocentes de distinta nacionalidad, raza y religión que tuvieron que pagar con su vida los excesos más extremados de la intransigencia y la intolerancia, y entre los que figuran muchos madrileños que murieron en el campo de Mauthausen-Gusen", dijo la concejal, antes de recordar que la capital también "ha conocido en su propia carne la barbarie injustificada". El convenio es fruto del compromiso unánime de todos los grupos municipales, que decidieron, hace ya un año, rendir ese homenaje.

" Muchas de las víctimas murieron después de ser llevadas en vagones a los campos. Por eso he usado este material para realizar la obra", explicó el escultor.

Las traviesas formarán una gran plataforma sobre la que se levantará una pieza erecta de 10 metros de altura -la única hecha con acero- que dibujará en lo alto la estrella judía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de julio de 2006