Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Escola d'Estiu exige un debate sobre el sistema público educativo

Elche, Castellón y Oliva acogen los encuentros pedagógicos

Elche inaugura hoy la 31 edición de la Escola d'Estiu de les Terres del Sud del País Valencià, organizada por el Moviment de Renovació Pedagógica, (MRP). Los coloquios de esta edición giran sobre los paradigmas de la educación y la necesidad de abrir un debate sobre los objetivos del sistema público. La escola d'estiu de Elche, la más veterana, se completa con las que se celebran en Castellón y Oliva.

La organización critica el desinterés del Consell por aplicar los avances

El tema genérico para todas este año es Nous paradigmes de l?educació de la II República i del segle XXI. Albert Caturla, del MPR, explicó que se ha desaprovechado una oportunidad de abrir un verdadero debate público sobre la educación. "Hay más oferta formativa que hace 20 años pero no se ha producido un debate serio sobre qué objetivos educativos perseguimos. El informe PISA hubiera sido una oportunidad", aseguró Caturla.

Caturla dijo que desde el MRP están esperanzados en avanzar en la educación "por eso organizamos actividades como ésta nosotros y otros colectivos", pero lamentó que desde el Consell "se están acogiendo a todas las posibilidades que tienen para retrasar los avances que se deberían ir produciendo". Criticó que se hable siempre de mejorar la calidad en la educación mientras que lo único que hasta ahora se ha hecho es evaluar a los alumnos. "Se ha hecho una evaluación diagnóstica censal pero no se sabe a qué obligan los resultados", indicó. Caturla añadió que al no hacer nada con ellos se ha perdido la oportunidad de "hablar todos los agentes implicados, y no sólo el que diseña". En su opinión, el debate de servir para ver qué se puede hacer para mejorar. El MRP considera que la educación arrastra los problemas de siempre, como la masificación de alumnos al superar las ratios, las deficiencias en infraestructuras con muchos institutos todavía ubicados en colegios o la falta de programas de atención a la diversidad de las aulas.

La Escola d'Estiu de les Terres del Sud comenzó celebrándose en Dénia, pero desde hace ocho años tiene su sede en Elche. Hay inscritos casi un centenar de profesionales de la educación que van a participar, entre otros, en un curso sobre educación sexual y afectiva, sobre la enseñanza de la poesía y la música, sobre cómo aprender a mirar un cuadro o el aprendizaje de las matemáticas mediante las aplicaciones que tienen en la vida cotidiana. Se han organizado además aulas que analizarán el proceso lector y cómo nos afecta la lectura, la educación y el humor y la escuela en la era de internet. Los talleres abordan cuestiones como las distintas culturas a través de la música, la relajación, las nuevas tecnología o el arte ibérico a través de la Dama de Elche.

Las jornadas incluyen debates sobre los nuevos paradigmas de la educación partiendo de preguntas como ¿hacia dónde va el mundo?, ¿hacia dónde va la sociedad? y ¿hacia dónde va la educación?. Otro debate versará sobre la II República y se hablará sobre la situación de la que se partía y la crispación social del momento.

En Oliva comienza hoy también la Escola d'Estiu de Marina-Safor que celebra su edición número 22 y cuya primera parte tuvo lugar la primera semana de junio con actividades en Oliva y Gandia. Esta semana los talleres y cursos se han distribuido desde grupos de trabajo de infantil, primaria y secundaria, además de un grupo de educación especial. Castellón cumple la edición número 26 de la Escola d'Estiu que se va a desarrollar esta semana y que, junto al tema genérico que tratarán todas, abordará cuestiones tan de actualidad como los blogs y Wikis y el aprendizaje colaborativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de julio de 2006