ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 30 de junio de 2006

Jóvenes antisistema asaltan la SGAE en protesta por el pago del canon

La organización social Rompamos el Silencio asaltó ayer la sede de la Sociedad General de Autores (SGAE) en el centro de Madrid como protesta por el canon que establece la Ley de Propiedad Intelectual. Unas sesenta personas entraron en el edificio de la SGAE con caretas con la cara del cantante Ramoncín, arrojaron fotocopias de billetes de 100 euros y pegaron céntimos en la entrada al edificio.

El movimiento social Rompamos el Silencio (www.rompamoselsilencio.net) agrupa "a gente de la izquierda autónoma anticapitalista". "Somos estudiantes, parados, gente con trabajos precarios... No queremos dar nombres ni siglas de asociaciones", aseguran los jóvenes.

El asalto empezó pasada la una de la tarde y bajo el lema La SGAE mata la cultura. "¡Luchar, crear cultura popular!" o "¡La creación se defiende compartiéndola!", fueron algunas de las consignas coreadas por los manifestantes cuando consiguieron entrar en el edificio. El llamado canon es un sobrecoste añadido a los sistemas de almacenamiento y reproducción (por ejemplo, un CD virgen) que se destina a compensar a los autores por las copias privadas que pueden obtener quienes hayan accedido legalmente a sus obras.

Parte del personal de la SGAE recriminó su acción a los jóvenes, que se retiraron antes de la llegada de la policía.

A favor de la piratería

Los manifestantes explicaron que llegaron hasta la puerta del despacho de Teddy Bautista, presidente del consejo de dirección de la SGAE pero que inmediatamente fueron expulsados por los guardias jurados del edificio. "El supuesto y más que discutible perjuicio que las copias piratas hacen a la creación, la cultura y su difusión, es un argumento que tapa un jugoso pastel. Unas entidades privadas que manejan grandes sumas de dinero, recortan las libertades civiles, como el derecho de copiarse lo que uno quiera, o de préstamo, y no rinden cuentas públicas a nadie", argumentan desde Rompamos el Silencio.

Desde el pasado domingo, la organización Rompamos el Silencio está inmersa en su semana de lucha social. Entre otras acciones, ha okupado el antiguo cine Bogart, un edificio vacío desde hace cuatro años y que está al lado del Congreso de los Diputados. En este inmueble están realizando distintos talleres y actividades.

Además, la abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Eleanor Sharpston, pidió ayer que se condene a España por eximir a las bibliotecas públicas del pago de derechos de autor al considerar que así se vulnera la legislación comunitaria sobre derechos de alquiler y préstamo.

Las conclusiones de la abogada no vinculan al Tribunal de Justicia, cuyos jueces han iniciado sus deliberaciones sobre este asunto y dictarán sentencia sobre el mismo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana