Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIBER 006 | Alemania 2006

¿Dónde están los artistas?

Si alguien busca un artista del fútbol que lo busque dentro del campo porque fuera es difícil. Pese a su popularidad, este deporte no es fuente pictórica de inspiración, ni española ni del resto del mundo. Desde su nacimiento en el lejano 1863, el fútbol ha visto pasar muchos movimientos artísticos, pero ninguno le vio tema. Del impresionismo al surrealismo, del cubismo al pop-art, del expresionismo o neorrealismo, da igual, el fútbol no inspira; pero los museos rebosan de cuadros sobre la caza del zorro, la vela o la pesca. Una de las primeras excepciones fue Robert Delaunay, que en 1918 pintó un cuadro colorista titulado Football, aunque es imposible encontrar algo relacionado con él.

Tuvo que llegar el expresionista alemán Max Beckmann para plasmar en Fussballspieler (1929) algo de las emociones del hombre. Hasta la natación despierta la imaginación del artista, por no citar al boxeo, tan bien representado por Eduardo Arroyo.

Quizás al fútbol le sobran aficionados. El deporte de masas parece reñido con el elitismo. Allí donde lo tiene (Estados Unidos), Andy Warhol retrata al defensa Beckenbauer, hoy organizador del Mundial, y a Pelé, que en los años 70 se dedicaron a ir de bolos con el Cosmos de Nueva York. A partir de ahí, ellos llamaron al balompié el beautiful game, el juego bonito.

Suramérica, tan apasionada con el fútbol, tampoco es una excepción. El colombiano Fernando Botero sólo tiene un cuadro de fútbol pese a su extensa producción.

En PicassoMio (www.picassomio.com), la gran pinacoteca de Internet, se exponen y venden más de 20.000 obras. Si se busca por la temática de nuestro deporte sólo se encuentran catorce cuadros. Me quedo con los de la alemana Rosemarie Truckel y el de los hermanos Luo.

Las nuevas artes sí que parecen ver en el fútbol más cosas que los pintores, especialmente el vídeo-art y el net-art. Una excelente exhibición del estado del fútbol-arte lo da Rundlederwelten (www.rundlederwelten.net), que, con ocasión del Mundial, reúne obras de 74 artistas ligadas al deporte rey.

Sin embargo, el fútbol no arañó gran espacio artístico hasta que el británico Sam Taylor-Wood exhibió David, un vídeo de 67 minutos con Beckham durmiendo en su cama como un angelito. Finalmente, quizás a los artistas les inspire más el glamour que el sudor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de junio de 2006