Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CRISTINA NARBONA | Ministra de Medio Ambiente | Los problemas del urbanismo salvaje

"Valencia, Murcia y Andalucía han urbanizado el litoral sin control"

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, de 54 años, comenta el informe publicado ayer sobre los cambios de ocupación del suelo en España.

Pregunta. ¿Qué reflexión hace del aumento del suelo edificado en España que recoge el informe?

Respuesta. Este estudio llega hasta el año 2000, y [desde entonces] hasta 2006 las cosas han ido a peor, pues las tendencias no se han modificado. Hoy existen respuestas ciudadanas, cada vez más organizadas, contra este proceso insostenible, algo que no sucedía hace tres o cuatro años, y eso es un síntoma que debería ser tenido en cuenta por quienes toman decisiones en el urbanismo a nivel autonómico y municipal.

P. ¿Qué hace el Gobierno central para detener este proceso?

"Lo bueno es que se modere la inversión asociada a la ocupación del suelo"

"La mitad de las casas que se construyen son para invertir, no para su ocupación"

R. No tenemos competencias en materia de urbanismo y territorio, pero algunas cosas estamos haciendo. Se ha aprobado la reforma de la Ley de Montes, la creación de la Fiscalía Especial para el Urbanismo y el Medio Ambiente, con 50 fiscales especializados, que es una herramienta nueva para combatir todo lo que tiene que ver con el delito urbanístico y ambiental, que a lo largo de los últimos años ha quedado impune. En la Ley de Montes se prohíbe la recalificación durante 30 años de suelos que han sufrido un incendio forestal. Se refuerza con la Ley del Suelo. El 29 de este mes se aprueba la Ley que garantiza el acceso de los ciudadanos a la información, a la participación y a la justicia en materia ambiental, que incorpora todos los temas urbanísticos, otra herramienta para que los ciudadanos puedan combatir los desmanes de los poderes públicos o económicos en este campo.

P. Valencia y Murcia son las dos comunidades donde más ha crecido la ocupación de suelo...

R. Es un problema en esos territorios y también en Andalucía, no lo olvidemos, porque entonces puede parecer que sólo soy crítica con territorios gobernados por el PP, y eso no es así. En estas comunidades se ha urbanizado en el litoral sin control, mucho antes de aprobar cualquier plan de ordenación. Ahora empieza a haber directrices de ordenación del litoral, que ni siquiera están aprobadas. El problema es que esa competencia, que es de la comunidad, la de ordenación del territorio, no se haya ejercido en el momento temporal oportuno. Primero se ha construido y ahora se ordena el litoral. Esto es un disparate. Porque queda muy poquito por ordenar...

P. El estudio apunta que el 34% del primer kilómetro del litoral mediterráneo está ya urbanizado.

R. Eso era en 2000. A partir de ese año ha seguido. De la información que se dispone se ve que el proceso se ha mantenido, con lo cual, donde ya había problemas, ahora hay más. En ningún caso ha habido elementos de freno. Una comunidad donde ya se han tomado medidas interesantes es Cataluña, que ha aprobado un plan de ordenación del litoral con una prohibición de construcción, dependiendo de las zonas, a más o menos distancia del mar, pero ya hay un instrumento de planeamiento.

P. ¿Debería extenderse ese instrumento a todas las autonomías costeras?

R. Sin duda. Lo que el ministerio intenta es establecer convenios con comunidades autónomas que tienen litoral para trabajar en una gestión integrada de la costa, cada uno en el ámbito de su competencia. En el caso de Asturias y de Cantabria tenemos dos convenios de gestión integrada de la costa.

P. El autor del estudio habla de que la mitad de las viviendas construidas en España el año pasado no hacían falta. ¿Qué ocurre?

R. Cuando se construyen, es que tienen una finalidad. Pero es una finalidad de inversión y no de ocupación, porque hay un número elevadísimo de viviendas vacías, estamos por encima de los dos millones en España según el último censo.

P. ¿Cree entonces que la mitad de las viviendas que se construyen son para inversión y no para residir?

R. Son para invertir y tienen mucho que ver con el crecimiento aceleradísimo de los precios, que hace que esta inversión tenga un componente especulativo muy amplio, en la medida que son compras para revender, pues muchas veces son casas que no se llegan a ocupar, que se compran porque sabes que las puedes vender al cabo de seis meses por más dinero.

P. ¿A qué atribuye usted el fenómeno que destapa este informe?

R. Este fenómeno explica el crecimiento del Producto Interior Bruto de los últimos años, y por eso creo que es muy positivo que los últimos datos que tenemos de evolución de nuestra economía indiquen que empieza a crecer la inversión en bienes de equipo a un ritmo muy superior al de los años pasados, donde lo que crecía era la inversión en construcción. Lo bueno es que se modere la inversión asociada a una ocupación desmesurada del suelo y que aumente la inversión en bienes de equipo.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2006