ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 11 de junio de 2006
Reportaje:GESTIÓN Y FORMACIÓN

Los beneficios de la responsabilidad social

Las 'pymes' Euroquímica, Parver, Ascensores Jordá y T. Q. Tecnol explican las ventajas inherentes a la gestión responsable

Todas las empresas pueden desarrollar su propia responsabilidad social. Mientras que entre las grandes compañías ésta se proyecta hacia fuera, en el caso de las pequeñas y medianas (pymes) se orienta hacia su realidad interna, favoreciendo el día a día de los trabajadores. Ésta es la principal conclusión de un estudio de ESADE, que ha analizado los casos de Euroquímica, Parver, Ascensores Jordá y T. Q. Tecnol, que aseguran que estas "prácticas buenistas" contribuyen "directamente" a incrementar sus beneficios.

Después de varios años marcados por un sinfín de debates relacionados con la responsabilidad social (RS), ya no deben quedar muchas empresas que no hayan oído hablar acerca de este concepto tan ambiguo como necesario. Fruto de este proceso de reflexión, el sector privado está ultimando el lanzamiento de una certificación de RS, que se concretará en 2008.

Mientras, la Administración sigue pensando en cómo fomentar estas prácticas sociales y medioambientales entre las compañías con menos de 250 trabajadores y una facturación anual inferior a 50 millones de euros, que representan casi el 99% del tejido empresarial y aúnan al 70% de los empleados, según el estudio realizado por David Murillo y Josep M. Lozano, del Instituto Persona, Empresa y Sociedad de ESADE.

Para conocer más en profundidad la realidad de las pymes que son "verdaderamente responsables", Murillo y Lozano han analizado cuatro compañías "pioneras" en RS: Euroquímica, Paver, Ascensores Jordá y T. Q. Tecnol. "Todas tienen en común que sus fundadores fueron y son personas preocupadas por el bienestar de sus trabajadores", afirma Murillo. Del análisis se ha comprobado que cuanto más responsable es una empresa, mejor evolucionan sus resultados económicos.

El caso más singular es el de Euroquímica, dedicada desde 1962 a la producción de revestimientos y pinturas para uso industrial. Esta empresa se define como un "grupo social" más que económico. Lo cierto es que sus fundadores, Joan Bufí y Joan Planas, regalaron en 1977 el 88% de las acciones a los 21 empleados que entonces trabajaban en la compañía.

Uno de ellos, Ramón Poll, es ahora su presidente y director general. "Para nosotros", explica, "la responsabilidad social es inherente a nuestra gestión empresarial". De sus 114 trabajadores, 94 son accionistas. Cada año se reinvierte el 60% de los beneficios y el 40% se reparte entre la plantilla.

"Con los años hemos comprobado que los empleados accionistas se sienten mucho más implicados con la empresa, trabajan más a gusto y se vuelven más productivos", se congratula Poll. Ahora mismo Euroquímica lidera su sector, con una facturación en 2005 de 22 millones de euros.

La metalúrgica Paver, por otra parte, ha pasado de ser una empresa familiar, fundada en 1967, a convertirse en una de las pymes más reconocidas en materia de sostenibilidad medioambiental. Cuenta con las certificaciones europeas más exigentes, lo que le ha permitido diferenciarse del resto de competidores. En opinión de su administrador y director financiero, Xavier Vera, "los reconocimientos externos siempre son agradables", pero "lo importante es tratar de devolver a la sociedad parte de lo que nos ha dado".

Así, además de formar a sus 80 trabajadores y procurarles un ambiente laboral relajado e higiénico, su preocupación se ha centrado en disminuir la producción de residuos. En los últimos tres años ha reducido a la mitad el consumo de agua y, entre otros logros, ha conseguido que casi el 40% de sus clientes utilicen envases reciclables. Vera asegura que su productividad se ha incrementado un 15% en dos años. El año pasado, su facturación aumentó un 9,6% hasta alcanzar los 10,2 millones de euros.

El caso de Ascensores Jordá, fundada en 1953 y dedicada a la prestación de servicios para aparatos elevadores y escaleras mecánicas, es bastante parecido. Se trata de una compañía familiar de 70 trabajadores y con una facturación en 2005 de 6 millones de euros, un 20% más que en 2004. Es reconocida por su destacada innovación en temas de calidad y salud laboral. Sin embargo, su gerente, Pere Piñero, reconoce que estas prácticas "siempre han surgido de una forma natural".

La última en sumarse al carro de las empresas responsables ha sido la proveedora del sector de la construcción T. Q. Tecnol, que desde su fundación, en 1997, ha recogido numerosos premios relacionados con la RS. "Al principio creía que lo más importante eran las personas", explica su director general, Xavier Martínez, "pero enseguida me di cuenta de que primero se han de obtener beneficios, puesto que sin ellos no se puede mejorar la realidad que te rodea".

Lo cierto es que su facturación ha crecido espectacularmente. En los últimos ocho años, el incremento anual de promedio se ha situado entorno al 75%. El año pasado ingresó 17 millones de euros y destinó 360.000 euros a actividades relacionadas con la RS. En opinión de Martínez, "las empresas que tengan beneficios pero que no los reinviertan en la sociedad acabarán desapareciendo". Y es que "las personas quieren trabajar en empresas con las que se puedan identificar", afirma. Su opinión es respaldada por sus 375 empleados.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana