Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El joven escritor gallego Manuel Burque gana el premio Llovet

'Esperando al ruso' es un retrato crítico del papel de la juventud

Manuel Burque, un polifacético joven de 26 años, ha ganado el prestigioso premio Enrique Llovet de teatro con la primera obra que escribe, Esperando al ruso, que muestra una visión muy crítica sobre la juventud y los valores. El propio Burque ha dirigido el montaje de la obra, que será estrenada el próximo 1 de julio en Madrid. El jurado destacó el excelente nivel de los 180 trabajos presentados.

El premio Enrique LLovet de teatro que otorga la Diputación de Málaga pasa por ser uno de los más prestigiosos de este género en España junto al Lope de Vega. El dramaturgo Miguel Romero Esteo, que ganó la primera edición y ha formado parte del jurado de la decimoctava, resaltó que la obra ganadora ofrece "un conflicto dramático muy bien hecho, muy rotundo, que va ascendiendo hasta un final explosivo", y elogió además que resulta "bastante malvada". "Dicho en castizo, tiene muy mala leche", apostilló.

Burque, nacido en Tenerife pero afincado desde los tres años en La Coruña, ha estudiado Comunicación Audiovisual y se ha ganado la vida como cuentacuentos y actor. Ahora, el premio, dotado con 15.025 euros, le dará "tiempo para poder seguir escribiendo". Por ello, y porque será un "empujón" fue por lo que ,más agradeció al jurado el galardón. "Me han dado un premio para poder ser feliz, porque podré hacer lo que quiero hacer, que es contar historias", dijo.

Esperando al ruso versa sobre la juventud, sus valores, y la dejación en asumir responsabilidades y cuestiona "la juventud acomodada y apartada de los conflictos", según palabras del propio autor. "Es una crítica bastante dura a a la falta de valores y al exceso de valores, porque al final los extremos se tocan", afirmó Burque.

Miguel Romero Esteo ve en la obra ganadora un homenaje a Esperando a Godot, de Samuel Beckett, aunque consideró incluso que la mejora por la fuerza con la que Burque ha construido su pieza. "Comparando las dos, la obra de Beckett parece la de un majareta", bromeó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 2006