Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LO MÁS ÚTIL | EL VIAJERO HABITUAL

Aquí, ahora y a la carta

Dos noticias. Una buena y otra mala. Primero la mala: cuando por fin entendíamos el significado de términos como giga, mega, blog, newsletter, ezine o newsgroup, y de siglas como IRC o BBS, resulta que hay que aprenderse un nuevo palabro para no parecer un pardillo (o newbee, en la jerga de los internautas): RSS feeds. La buena noticia es que, gracias a éste, viajar resultará cada vez más fácil, cómodo y barato.

Hasta ahora, la forma más eficaz de estar al día de las ofertas y novedades de las compañías aéreas, las cadenas hoteleras y las agencias on-line era suscribirse a sus servicios de alerta por e-mail o navegar por sus webs. El sistema RSS, siglas de Really Simple Syndication, es una nueva tecnología que permite a los sitios web compartir sus informaciones de forma interactiva, y ofrece además a los internautas la posibilidad de acceder en tiempo real a diversas fuentes de información, seleccionando de forma automática aquellos contenidos que interesan, sin tener que ir navegando web por web y mostrando sólo aquello que aún no se ha leído.

Su funcionamiento es similar al del correo electrónico. Antes se necesita instalar un programa (Feedreader, RSS Reader, Sharpreader o Newsgator, entre otros), conocido como agregador o lector de feeds, que se puede descargar gratis de la Red. Al suscribirse al feed de un sitio web se obtiene un resumen del contenido actualizado de dicho sitio. Estos cosechadores de noticias -grabbing, en la jerga cibernética- emiten una alerta cuando las páginas web seleccionadas por el usuario crean o actualizan sus datos.

Buscar la cajita naranja

A partir de ahí, basta con ir añadiendo enlaces a las fuentes de información para recibir los feeds. Para ello hacemos clic encima del icono de color naranja (común a todas las webs que disponen de este sistema), que aparece marcado con las siglas RSS o XML. Entonces se abrirá otra página con nuevos enlaces, repartidos por temas o secciones, que habrá que pulsar para incorporarlos al sistema de alertas.

Las propias webs de las que se descargan los programas incluyen un directorio temático de enlaces. También ofrecen este servicio muchos weblogs (bitácoras), periódicos como EL PAÍS o The New York Times, agencias de noticias y -esto es lo más interesante para los viajeros- portales turísticos como Orbiz, Travelocity o el buscador de vuelos Skyscanner. Los RSS Feeds de Orbiz, por ejemplo, están organizados tanto por tipo de oferta (vuelos, hoteles, paquetes, cruceros...) como por destinos.

Alerta máxima

La otra opción es utilizar el servicio de alertas gratuitos que ofrecen páginas como Yahoo, MSN o Google. En este caso basta con perder unos minutos en registrarse. Para utilizar el administrador de alertas de Google, por ejemplo, hay que abrir antes una cuenta gratuita que sólo requiere una dirección válida de correo electrónico y una contraseña. Una vez dado de alta, el usuario puede elegir el término de búsqueda, el tipo de información (noticias, enlaces a páginas webs o ambas) y la frecuencia con la que se desea recibir ésta. Por ejemplo, las ofertas de vuelos que lanzan diariamente las compañías, o las noticias sobre un determinado tema de viajes, que se recibirán puntualmente a través del correo electrónico. Además de este sistema, que no requiere cargar ningún programa adicional, Google trabaja con feeds tanto en formato RSS como Atom, un protocolo similar y compatible con el anterior.

- www.feedreader.com.

- www.sharpreader.com.

- www.rssreader.com.

- www.newsgator.com.

- www.orbitz.com.

- www.skyscanner.com.

- www.google.com.

- www.yahoo.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de junio de 2006