ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 31 de mayo de 2006
Reportaje:AERONÁUTICA | Tecnologías avanzadas

Airbus define su nuevo avión A-380 como el 'gigante verde' por su bajo consumo

Por su bajo consumo comparativo (2,9 litros de combustible por pasajero cada 100 kilómetros) y por varios otros parámetros de emisiones, por el nivel reducido de ruido y por las nuevas tecnologías de materiales desarrolladas, el nuevo avión Airbus-380 será el gigante verde, según afirman los responsables del consorcio aeronáutico europeo. La aeronave, de dos pisos en toda la longitud del fuselaje, capaz de transportar más de 800 pasajeros, entrará en servicio a finales de este año y en 2010 su presencia será rutinaria en 60 aeropuertos del mundo, afirmó recientemente Manuel Hita Romero, director de Airbus España en la sesión El A-380, antes y después para el sector aeronáutico, celebrada en la Fundación Areces (Madrid) .

La participación de España en el consorcio Airbus para el nuevo avión es del 10%

"El A-380 es realmente una revolución en la aeronáutica", dijo el ingeniero aeronáutico Amable Liñán, quién presentó la sesión. Recordó el problema de la saturación de aeropuertos y pasillos aéreos en el mundo debido al crecimiento constante del tráfico aéreo, "que se duplica cada 15 años", y la ventaja que supone disponer de aviones de gran capacidad de pasajeros. Destacó también Liñán la gran importancia que Airbus ha dado a todo el capítulo de seguridad de su nuevo modelo, que es el avión civil más grande del mundo.

En cuanto a su utilización, los expertos señalaron que varios aeropuertos del mundo, incluida la nueva Terminal 4 de Madrid-Barajas, cuentan ya con algunas pasarelas dobles de acceso al avión -en dos pisos- para recibir al A-380.

Hita presentó diferentes parámetros comparativos del A-380 respecto a otros aviones de gran tamaño (sobre todo de la estadounidense Boeing). "El nuevo Airbus tiene capacidad para un 35% más asientos, ofreciendo un 50% más de espacio, con un 24% menos de coste de mantenimiento". Pero, sobre todo, hizo hincapié en los aspectos "ecológicos" del gigante: "Produce un 50% menos de ruido alrededor de los aeropuertos y menos emisiones de CO2 y de óxido nitroso en vuelo. Es el avión tecnológicamente más avanzado y el más ensayado de la historia de la aviación comercial".

Entre las ventajas medioambientales del A-380 respecto a otros aviones, el director de Airbus España se refirió al cambio climático y a las emisiones de gases de efecto invernadero que lo provocan, recordando que la UE tiene el compromiso, bajo el Protocolo de Kioto, de reducir las suyas en un 8%. "Las emisiones de la aviación civil suponen un 2,5% del total mundial", señaló. El consumo de combustible por pasajero es, como media, de 5,3 litros por 100 kilómetros en coche, de 3,4 litros en el Airbus-330, y de 2,9 litros en el A-380.

Los composites y nuevas aleaciones metálicas han ganado presencia en los aviones, por ser materiales ligeros, resistentes y aptos para soportar el ambiente hostil de la aviación. Pedro Muñoz Esquer, vicepresidente de Tecnologías Compuestas de Airbus, explicó que los composites, que suponían el 10% del material total del A-320, aportan el 25% del A-380 y llegarán al 37% en el modelo siguiente que planea Airbus, el A-350, cuyo diseño está pendiente de redefinición.

El coste de desarrollo del A-380 asciende a 11.800 millones de euros, con una participación de España de 1.180 millones, ya que logró aumentar su aportación al consorcio Airbus para este avión a un 10%, frente al 4,2% anterior. España se hace cargo de más componentes estructurales de la nueva aeronave que de las anteriores. Así al estabilizador horizontal que tradicionalmente era de diseño y fabricación españolas en los modelos previos -en el A-380 esa pieza de la cola del avión tiene una superficie de 100 metros cuadrados- se suman ahora el cono trasero del fuselaje, el timón de altura, elementos de las puertas, el borde de las alas, elementos de la cola, costillas del ala, el timón, etcétera.

Entre los nuevos materiales incorporados a los modelos más avanzados de aviones destacan las resinas, las fibras de carbono, los tecnoplásticos y los materiales sintéticos, además de los elementos metálicos. España participa en el A-380 esencialmente con desarrollos de diseño, en integración de sistemas y fabricación y montaje de composites. Tres factorías -en Getafe (Madrid), Illescas (Toledo) y Puerto Real (Cádiz)- realizan la mayor parte del trabajo.

Una aportación española importante al nuevo avión está en la propulsión, con la empresa ITP como socio al 17% con la brítánica Rolls Royce en el desarrollo del nuevo motor RR Trent-900 del A-380. El bajo consumo, la reducción de emisiones y de ruido, teniendo en cuenta el largo recorrido de la aeronave, han impuesto sus condiciones al desarrollo de los motores, dijo Manuel Rodríguez, director técnico de Gamesa Corporación. El RR Trent-900 tiene una potencia de 34 toneladas de empuje a 200 kilómetros /hora en el despegue, incorpora nuevas tecnologías aerodinámicas y muestra una alta eficacia, señaló este ingeniero.

El nuevo avión de pasajeros Airbus 380, en la base de Morón de la Frontera (Sevilla). / EL PAIS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana