Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El debate del estado de la nación

"Otra oportunidad perdida"

La bancada popular, siempre entusiasta con Rajoy en el Congreso, teme que haya perdido el enfrentamiento con Zapatero

"Una oportunidad perdida". Esta frase fue anoche, en el más estricto anonimato, una de las más repetidas por los diputados de la bancada del PP al evaluar el duelo dialéctico entre su líder, Mariano Rajoy, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "Una no, otra oportunidad perdida", apostillaba un veterano diputado para recordar que la primera, en esta última racha, se produjo en la clausura de la Convención del PP, el pasado 5 de marzo.

La mayor parte de la bancada popular, en todo caso, culpó al presidente del Congreso, Manuel Marín, de que Rajoy "se enfadara" en la réplica por la disputa sobre los tiempos. "Zapatero llegó a utilizar en 2003 cuatro veces más de tiempo del que se había pactado en la Junta de Portavoces y nadie le echó de la tribuna", fue el argumento que utilizó Eduardo Zaplana, portavoz del PP, ante los periodistas.

La bancada popular, siempre entusiasta con Rajoy en el Congreso, teme que haya perdido el enfrentamiento con Zapatero

Pero el problema de fondo para los diputados del PP no fue ése, sino que mantenían hasta ayer la convicción de que "Rajoy ganaba todos los debates a Zapatero en el Parlamento". Le consideraban "imbatible" en esos lances. Y ayer no salieron con esa impresión. "Mi jefe, que siempre está bien, no ha estado tan bien como otros días", admitía un diputado. "Y Zapatero ha estado más hábil que últimamente. Como si se lo hubiera estudiado un poco esta vez", añadía.

Otro diputado, amigo de Rajoy y que formó parte de los Ejecutivos de José María Aznar, mantenía que "el problema" es que, "a veces, a Mariano no se le ve la voluntad de defender con uñas y dientes al Gobierno del que formó parte como ministro y como vicepresidente". Eso, a su juicio, debería haberlo hecho ayer cuando Zapatero le lanzó datos sobre la etapa de Rajoy en Interior y lo que hizo Rajoy sobre inmigración y seguridad.

Otro, que no tuvo responsabilidades de Gobierno, apostillaba que Rajoy debería haber respondido con más contundencia a las menciones de Zapatero a lo que hizo Alianza Popular en 1978. Rajoy lo que dijo es que él estaba entonces haciendo la mili, pero no mencionó que el PP se considera heredero tanto de UCD como de Alianza Popular. De hecho, muy buena parte de sus diputados de más edad comenzaron en UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2006