Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico excluye la leche entera de los centros educativos

Las escuelas británicas no podrán ofrecer más leche entera a sus alumnos de acuerdo con una prohibición impuesta por el Gobierno británico que entrará en vigor el próximo septiembre con el fin de reducir la obesidad entre los más jóvenes. Así lo aseguró ayer el diario The Times, al asegurar que, partir de la entrada en vigor de la orden, los centros educativos sólo podrán proporcionar leche desnatada o semidesnatada a los alumnos con edades comprendidas entre los 3 y los 18 años.

La medida afectará tanto a la leche que se sirve en los comedores escolares como a los cartones que se venden en las máquinas expendedoras de los colegios.

Esta prohibición, aprobada por la agencia gubernamental que controla la calidad de los alimentos, forma parte de un conjunto de medidas anunciado la semana pasada por el ministro de Educación, Alan Johnson, para combatir el consumo de comida basura.

El portavoz de Agricultura del partido conservador, Jim Paice criticó la medida al señalar que la leche entera es un 97% desnatada y sólo tiene un 3% de grasa.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de mayo de 2006