ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 30 de marzo de 2006
PARA EMPEZAR

Música en el ordenador (1)

MULTIMEDIA

Prácticamente todos los ordenadores personales que se venden hoy en día, llevan incluido como mínimo un lector de DVD o CD y, en la mayoría de los casos, también es grabadora. Esto quiere decir que cualquier disco compacto que se compre en una tienda, como una película, un disco de música o uno mixto (contiene ambas cosas), se puede reproducir sin ningún problema a través del ordenador.

Por otra parte, Internet también brinda la posibilidad de ver vídeos, oír la radio y oír música en directo (streaming) y lo que es aún mejor, descargarla al ordenador y tener así una copia guardada para ponerla en marcha cuando se desee.

Todo esto es posible gracias al lector/grabador conectado al ordenador, pero también es imprescindible una serie de programas junto a una tarjeta de vídeo y otra de música, aunque todo, con mayor o menor calidad, también viene

incluido en el ordenador.

OÍR MÚSICA

Así que si compramos el último CD de música de nuestro artista preferido y al llegar a casa lo ponemos en el lector del ordenador, automáticamente se abrirá un programa y se pondrá a sonar por los altavoces el primer tema. Además, si se está conectado a Internet, el mismo programa probablemente le mostrará la carátula del CD y el listado detallado de todos los temas que contiene. Incluso puede que le ofrezca comprar otros discos del mismo autor a través de la propia Red o de otros artistas similares y que han sido elegidos por personas que también compraron el disco que está sonando. Todo esto se produce, gracias a la cantidad de información complementaria que lleva grabada el propio CD, además de la música, y de todos los datos que va almacenando el servidor al que se conecta el programa de los gustos y compras de todos los internautas que pasan por allí.

GRABAR

Otra de las opciones que le ofrecerá el programa multimedia que utilice, es la de guardar (grabar) la música del CD en su ordenador y así poderla escuchar cuando lo desee sin necesidad del disco. Si desea hacerlo, tendrá que tener en cuenta una serie de cosas muy importantes: Primero, que toda la música está sujeta a unos derechos y que sólo se permite legalmente las copias del original para uso personal. Y segundo, que el espacio que ocupa la música contenida en un CD es considerable, del orden de 700 MB. Además, también hay que tener presente que hay distintos formatos para grabar música en el ordenador. Todo esto depende del sistema operativo, el programa que esté utilizando para grabar la música y, sobre todo, del grado de calidad con que se quiera guardar la música original. La regla general es que a mayor calidad del sonido más datos contiene el archivo y, por lo tanto, ocupa más espacio. Lógicamente, cuánto más baja es la calidad de lo guardado, se necesitan menos datos y el archivo resultante ocupa menos espacio. Pero algunos formatos, aunque en teoría reduzcan la calidad, dan un resultado más que aceptable de reproducción y audición, con la ventaja de que ocupan un espacio mucho más reducido que si fueran los originales, o un equivalente de la misma calidad que el CD.

LOS FORMATOS

Cuando guarda las canciones de un CD en el ordenador puede utilizar un formato que mantenga la misma calidad que la música original, o bien, optar por otro formato de los llamados de "compresión con pérdidas" que tienen la gran ventaja de ocupar mucho menos espacio, del orden de 12 a 15 veces menos que el original. Entre estos últimos el más conocido es MP3, en realidad MPEG-1 Audio Layer 3, ya que fue desarrollado por el Moving Picture Experts Group (MPEG). Este formato aprovecha las limitaciones del oído humano y desecha todo lo que considera inaudible, de ahí que el resultado ocupe menos.

Pero no es el único. El conocido programa de Apple, iTunes, también utiliza un formato de compresión muy eficaz llamado AAC, desarrollado por Dolby, además de MP3. Si lo que utiliza es un PC con Windows y escucha y graba la música con su reproductor Windows Media Player, verá que tiene su propio formato llamado WMA (Windows Media Audio), además del ya mencionado MP3. Desde el año 2003 otro formato de compresión con pérdidas llamado OGG Vorbisse está popularizándose, ya que a diferencia de MP3 no cobra royalties, es un programa sin limitaciones de distribución por licencias, puesto que está basado en la licencia pública general de GNU de código abierto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana