Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un alcalde con Rolls-Royce

El fiscal anticorrupción denuncia al primer edil de Orihuela por usar una casa y un coche de un promotor al que recalificó suelo

Las amistosas relaciones del alcalde de Orihuela, José Manuel Medina, del PP, con los promotores locales le han reportado ventajas. El primer edil oriolano reside en un lujoso chalé de la costa y ocasionalmente conduce un Rolls-Royce, ambos propiedad del promotor local Joaquín Antonio Grau Pomares. Medina disfruta del chalé y del llamativo turismo desde mediados de 2004, justo cuando el pleno de la corporación autorizó al promotor la recalificación de dos millones de metros cuadrados para construir 4.500 viviendas y un campo de golf.

La autorización del programa urbanístico al empresario y el uso del chalé y del coche integran la denuncia por los delitos de malversación, tráfico de influencias, falsedad y prevaricación que el fiscal anticorrup-ción de Alicante, Felipe Briones, ha remitido a los juzgados. La lista del ministerio público incluye una treintena de supuesto casos de corrupción derivados de la gestión urbanística y contable del Ayuntamiento.

En su escrito, el fiscal asegura que los denunciados, aparte del alcalde de Orihuela, son cinco concejales de su equipo de gobierno, cuatro promotores y la firma Necso.

El Ayuntamiento aprobó el programa urbanístico a Grau en abril de 2004, en suelo no urbanizable y protegido. Medina autorizó el proyecto, pese a un acuerdo anterior del pleno que prohibía recalificar ese suelo. Desde esa fecha, Medina reside en un lujoso chalé, valorado en no menos de un millón de euros. La vivienda, según consta en el Registro de la Propiedad, pertenece a una firma del promotor Grau. El alcalde asegura que reside en la casa en régimen de alquiler con opción de compra.

Igualmente, desde principios de 2004 el parque móvil de Medina, -el alcalde tiene una colección de cerca de un centenar de automóviles- se completa con un Rolls-Royce/Bentley. El coche llegó directamente desde Italia al garaje del alcalde. Con matrícula 7676-CST, según un certificado del 3 de marzo de 2004 del Colegio Oficial de Gestores de Alicante, está dado de alta en la Jefatura Provincial de Tráfico a nombre del promotor Joaquín Antonio Grau Pomares. El vehículo, de color verde y una cilindrada de 6.750 centímetros cúbicos, está valorado en unos 200.000 euros.

Medina niega que tenga un Rolls, pero no que conduzca el del promotor. "Es una impertinencia preguntarme qué coche conduzco, tengo más de cien en mi garaje", dijo. Efectivamente, y entre ellos, un Audi A8, propiedad de otro constructor local, Francisco Marcos.

La denuncia del fiscal, en el apartado del urbanismo, incluye dos urbanizaciones aprobadas el pasado septiembre al promotor José Antonio Rodríguez, en suelo no urbanizable y protegido. Unos meses antes, el empresario se convirtió en el socio mayoritario de la televisión local 34, emisora afín al PP. Este constructor fue el que ejecutó la urbanización de un centro de salud. Medina adjudicó, por decreto, las obras tras su ejecución, seis meses después de la apertura al público del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de marzo de 2006