Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

9.000 euros de multa al Zaragoza por los gritos xenófobos contra Eto'o

Competición impone la sanción económica más elevada hasta ahora por esta clase de infracciones

El Comité de Competición sancionó ayer al Zaragoza con la mayor multa impuesta hasta ahora por insultos racistas en un estadio de fútbol. El club aragonés fue multado con 9.000 euros por los gritos xenófobos que recibió el jugador camerunés Eto'o, del Barcelona, en el partido que los dos equipos disputaron el sábado pasado (0-2) y por los que el jugador estuvo a punto de irse del césped. La cuantía originó discrepancias entre los tres integrantes del Comité, y uno, Miguel Cardenal, aportó un voto particular.

El Comité de Competición sancionó ayer al Zaragoza con la mayor multa impuesta hasta ahora por insultos racistas en un estadio de fútbol. El club aragonés fue multado con 9.000 euros por los gritos xenófobos que recibió el jugador camerunés Eto'o, del Barcelona, en el partido que los dos equipos disputaron el sábado pasado (0-2) y por los que el jugador estuvo a punto de irse del césped. La cuantía originó discrepancias entre los tres integrantes del Comité, y uno, Miguel Cardenal, aportó un voto particular.

El árbitro del partido, Víctor Esquinas Torres, reflejó en su acta que a Eto'o, en el minuto 76, cuando se disponía a lanzar un córner, el público de esa zona le gritó "¡uh! de forma repetida y constante, con clara entonación de imitación del sonido del simio". El colegiado añadió que la situación se repitió después en varias fases del encuentro y también al final, cuando Eto'o se dirigió al vestuario. Los estatutos de la Federación, en su artículo 125, establecen que, "si los comportamientos racistas fueran del público o parte del mismo, el club organizador será sancionado con multa en cuantía de hasta 6.000 euros la primera vez y de hasta 18.000 en caso de reincidencia".

El Zaragoza alegó que tomó las medidas posibles para evitar los incidentes, que firmó el Protocolo contra la Violencia y que intenta identificar a los culpables. Pero el club aragonés es reincidente en esta clase de comportamientos. Ya fue multado por los insultos racistas que recibieron Robert, del Betis, y Roberto Carlos, del Madrid.

Esa reincidencia ha servido para que el Comité elevase la multa a los 9.000 euros y calificase los incidentes como graves. Su presidente, Alfredo Flórez, era partidario de elevar la multa, postura en la que coincide con el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, quien ayer aseguró que no descarta modificar la ley para endurecer las penas aumentando la cuantía de las multas para esta clase de infracciones.

El incremento de las actitudes racistas en el fútbol español ha sensibilizado a las autoridades gubernativas y deportivas. Este problema fue el tema monográfico de la reunión que ayer celebraron en el Ministerio del Interior su directora general de Política Interior, Rosario García Mahamut, y Rafael Blanco, director general del Consejo Superior de Deportes, cita que había sido programada con anterioridad a los incidentes del Zaragoza-Barça. "Además del repaso a las medidas contra los actos racistas, contempladas en el Protocolo que se firmó hace un año, y su grado de cumplimiento y de continuar esta clase de reuniones, vamos a solicitar a la Federación y a la Liga de Clubes una mayor implicación en el asunto", advirtió Blanco.

Por otra parte, Competición aplazó hasta la próxima semana el fallo del expediente al entrenador del Athletic, Javier Clemente. El técnico declaró después del partido de su equipo frente al Barça, en el Nou Camp, que "los que escupen bajan de los árboles". Eto'o había lanzado un salivazo a Exposito, del Athletic, acción que no vio el árbitro.

El Zaragoza envió ayer un comunicado para expresar su repulsa a los insultos xenófobos de parte de La Romareda a Eto'o. Aseguró que tratará de erradicar el comportamiento racista de cierto sector de la grada, que es reincidente. Para ello, el club aragonés ha abierto una investigación. "Se solicitará a las autoridades y a la policía su colaboración para identificar a los autores de los incidentes", reza la nota. Y ahonda: "De ser localizados, se les sancionará con firmeza y se les remitirá a las autoridades para que se diriman las responsabilidades". Asimismo, el Zaragoza condena el racismo: "El club reprueba cualquier acto, signo o expresión de carácter xenófobo u otro tipo de manifestación discriminatoria".

Álvaro, zaguero negro del Zaragoza, también opinó ayer sobre las aberraciones propinadas a Eto'o. "No creo que eso fuese racismo, sino un insulto al jugador. Y a todos los jugadores los insultan", convino el defensa. Y añadió: "Pero la actitud de Eto'o no es la correcta porque así ha puesto a la gente más en contra y puede que a partir de ahora se insulte más".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 2006