ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 8 de febrero de 2006
Necrológica:

Iván Grondona, actor y director de televisión

Divulgador de los paisajes de Argentina

Director, actor, pionero de la televisión argentina el pasado jueves 2 de febrero fallecía en Buenos Aires Iván Grondona a los 83 años de edad de un paro cardiaco. Grondona destacó, entre otras cosas, por su voluntad de difundir el teatro también desde el punto de vista de la enseñanza y así explicaba el arte escénico en la primera época de la televisión argentina.

Actor consagrado antes de aparecer en la pequeña pantalla, Grondona -quien durante una época formó parte de la compañía de Narciso Ibáñez Menta- protagonizó, entre otros títulos, El tambor de Tacuarí (1948), La barra de la esquina (1950), Se necesita un hombre con cara de infeliz (1954) o La novia (1961).

En televisión protagonizó numerosos capítulos de teleteatro y su rostro se convirtió en muy familiar en millones de hogares argentinos. Además, fue el locutor de la transmisión inaugural de las emisiones el 17 de octubre de 1951.

A comienzos de los ochenta decidió ponerse detrás la cámara para reflejar y difundir los paisajes de la geografía argentina poco conocidos para la mayoría de los ciudadanos que vive en un país con la visión centrada en lo que ocurre en la capital federal y la provincia de Buenos Aires.

El resultado fue El país que no miramos, una colección de más de 1.200 lugares diferentes que durante años han aparecido en diversos canales de televisión y que ha obtenido numerosos premios. El país que no miramos también sirvió de base para que su director expresara una serie de inquietudes artísticas que luego desarrollaría en un centro cultural propio al que denominó La Casona de Iván Grondona.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana