ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 2 de febrero de 2006
ARTE

El nuevo arte español se muestra en la Transmediale

R. BOSCO / S. CALDANA 2 FEB 2006

Archivado en:

Reality Addicts es el eslogan de la decimoctava edición del festival de media art Transmediale, que se celebra en Berlín desde mañana hasta el martes y donde hay más presencia española que nunca. La exposición Smile machines, abierta hasta el 19 de marzo, reúne una treintena de obras históricas y contemporáneas que investigan el potencial crítico del humor en las diferentes estrategias artísticas vinculadas a la tecnología.

La exhibición cuenta con un cartel de piezas extraordinarias, que incluyen una irónica reflexión sobre el papel del artista de Nam June Paik (The thinker), una parodia de los prejuicios chovinistas sobre las mujeres de Annette Messager (Collection de proverbes) y Slogans, una instalación de Antoni Muntadas, que deconstruye los mensajes publicitarios poniendo al descubierto los mecanismos de manipulación que se esconden detrás de su infinita repetitividad. El humor negro parece ser la estrategia preferida por las artistas, como demuestran las cerezas torturadas del vídeo de Eva Meyer-Keller y la parodia de Hitler de Tamy Ben-Tor.

más información

Dos robots inútiles molestan al público de la exposición: el descontrolado Petit Mal, de Simon Penny, y Helpeless Robot, de Norman White, que convierte al visitante en su criado.

Otras dos propuestas españolas se encuentran en la nueva sección Reality market, un mercado de ideas donde artistas comprometidos con temas sociales darán a conocer sus proyectos.

El grupo madrileño Fiambrera Obrera presentará su juego Bordergame, sobre el problema de las bandas de inmigrantes adolescentes.

El otro grupo español presente en Berlín, Platoniq, montará su Burn station, un proyecto que toma como punto de partida los net-labels (sellos independientes que distribuyen su material gratis por Internet) para investigar las alternativas a los sistemas tradicionales de distribución que ofrecen los nuevos medios y contribuir al debate sobre el copyright y otras opciones, como el open content y el copyleft.El trabajo Burn station es un sistema de distribución de contenidos estructurado como un autoservicio adonde el público puede llevar sus CD vírgenes y copiar los contenidos de la base de datos, y también introducir nuevos archivos, con la condición de que sean sus autores.

"Con el lema Bajar Internet a la calle queremos hacer visible la producción de la red utilizando sus mismos modos de difusión. Además copiar es compartir y compartir es un acto social", afirman en su justificación de la obra los de Platoniq.

Burn station es uno de los seis proyectos que optan al prestigioso Premio de Transmediale, concedido por un jurado del que forma parte también una española, Nuria Enguita, jefa de exposiciones de la Fundación Tàpies de Barcelona.

Entre los otros finalistas destacan el italiano Alessandro Ludovico y el suizo Ubermorgen con GWEI (Google will eat itself), un proyecto que permite a sus autores recibir dinero del propio Google por cada clic de los visitantes a través de Internet. También aspira al premio el colombiano Andrés Ramírez Gaviria con un vídeo que emplea el código Morse para visualizar y sonorizar un fragmento de un libro escrito por Kandinsky en 1926.

Otro español está seleccionado para las menciones de honor, el riojano Manuel Saiz, con el vídeo Being Luis Porcar, en el cual el prestigioso actor de doblaje describe su trabajo como voz española de John Malkovich, que cierra el círculo interpretando la versión inglesa.

TRANSMEDIALE: www.transmediale.de

Obra del grupo Fiambrera Obrera que reconstruye el barrio madrileño de Lavapiés.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana