Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La ley dispara el negocio antitabaco

La venta de productos para dejar de fumar moverá 37 millones este año en España

La industria farmacéutica también vive sus burbujas particulares. Pese a que la ley del medicamento ha castigado sus márgenes de beneficio, la llamada ley antitabaco ha disparado la venta de productos para dejar de fumar, y la previsión es que el mercado mueva alrededor de 37 millones en 2006, aunque todos piensan que luego remitirá ese auge.

El tirón de las terapias contra el tabaco tiene efecto burbuja y remitirá en los próximos meses, como ocurrió en Italia, según los expertos

Las compañías farmacéuticas han registrado incrementos espectaculares en España en las ventas de sus productos para dejar de fumar con motivo de la entrada en vigor del Anteproyecto de Ley de Prevención del Tabaquismo a partir del 1 de enero. La industria del medicamento, que se ha beneficiado de procesos similares en otros países, ha potenciado esta área de investigación en los últimos años.

En el conjunto de 2005, el mercado de productos antitabaco movió 27,6 millones, según cifras de AC Nielsen, con un incremento del 14,2%. Sin embargo, el último mes del año, en la víspera de la aplicación de la norma, el consumo de estos fármacos despegó. La previsión de la empresa es que el sector mueva 37 millones en España en 2006.

La multinacional Pfizer aumentó las ventas de sus parches Nicorette en unidades hasta un 158,2% el pasado diciembre, frente al mismo mes de 2004. También se esperan alzas importantes en el primer trimestre del año, aunque, "luego estos crecimientos tan elevados cesarán, como ocurrió hace un año en Italia", explica una portavoz de la compañía. Los productos antitabaco de Pfizer facturaron 8,4 millones el año pasado en España, según la empresa.

Además de los parches y chicles Nicorette, que no requieren receta, Pfizer está desarrollando ahora un tratamiento de prescripción con Varenicline, elemento parcial selectivo de los receptores de nicotina.

Por su parte, la suiza Novartis ha alcanzado en 2005 en el mercado español cerca de 10 millones de euros con la marca Nicotinell (parches, chicles y comprimidos para chupar) gracias al tirón del mes de diciembre, que registró un alza en las ventas en valor del 67%. "Prevemos cerrar enero con cifras que triplican el mismo mes de 2005", explica la directora de Novartis Consumer Health, Maite Alibau. Pese a los primeros resultados, Alibau advierte que el salto de enero podría no consolidarse. "En casos como el de Italia, donde la ley antitabaco se viene aplicando desde hace más de un año, las ventas disminuyeron a partir del tercer mes de la aplicación de estas normativas de prevención del tabaquismo.

Por su parte, GlaxoSmithKline no publica resultados de ventas por producto, pero fuentes del sector señalan que la compañía facturó 10,4 millones hasta noviembre en España con su terapia Zyntabac, de receta, con un aumento del 14%. Además, la compañía acaba de lanzar al mercado los parches Niquitn Clear, cuyas ventas no pueden compararse con ejercicios anteriores, pero han movido 744.000 euros.

La ley antitabaco ha dado frutos a las farmacéuticas, pero otras normativas no han gustado tanto. La ley del medicamento, que promueve la contención de precios, ha puesto en pie de guerra el sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 2006