Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Ferrari F-1 afirma que Schumacher decidirá su futuro

Frente a tanto desbarajuste en la fórmula 1, Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari, se pronunció ayer y puso las cosas en su sitio. "No es ético, ni serio anunciar un fichaje con un año de antelación", afirmó, en referencia a la noticia hecha pública por McLaren Mercedes de que el piloto español Fernando Alonso correrá para ellos a partir de 2007, cuando concluya su contrato con Renault.

"Imagino que debe ser para exasperar a los rivales, ponerles en dificultades y desestabilizarlos. Pero no me parece bien", agregó. "Creo que el anuncio debería haberse hecho más tarde. Adelantarse un año es una estrategia que Ferrari no persigue". Di Montezemolo realizó estas declaraciones al diario italiano Stampa.

El presidente de la escudería de los bólidos rojos no se anduvo en absoluto por las ramas. Cuando le preguntaron sobre el futuro fichaje del finlandés Kimi Raikkonen, respondió: "Todavía tiene contrato con McLaren". Y luego agregó: "Hay tiempo para planificar el futuro y tomar una buena decisión. Pensamos en el presente. Tenemos a Felipe Massa y la escudería tiene confianza en él. Es joven, tiene temperamento, conoce el italiano y los mecánicos le quieren".

En lo que Luca di Montezemolo se mostró contundente fue en la posición que Michael Schumacher ocupa en su escudería. "Michael es nuestro presente y nuestro futuro", indicó. "Es un fuera de serie y él decidirá su futuro. Si quiere continuar significará que todavía se siente fuerte. Si se va, estaremos disgustados. Pero no queremos forzarlo. Ya conoceremos su decisión el año que viene".

Tampoco se escondió cuando surgió el tema del campeón mundial de motociclismo Valentino Rossi y su posible incorporación a la Scuderia en 2007. "Se trata de un fuera de serie y es él quien debe tomar la decisión. Valentino es simpático e inteligente, un campeón: si asciende a la F-1 será sólo si está en posición de ganar carreras y títulos", indicó.

Di Montezemolo dirigió también sus quejas sobre el funcionamiento del mundo de la F-1. "No me gusta", explicó. "Es un enredo de representantes, equipos y pilotos. No entiendo que se anuncie un año antes un fichaje. Ni me parece ético, ni serio. Pero no quiero criticar a nadie. Tampoco aceptaría que criticaran desde fuera mis decisiones en la escudería".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 2005