Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La editorial Point de Lunettes inicia una nueva colección literaria

La editorial sevillana Point de Lunettes ha puesto en marcha una nueva colección literaria. La colección Esquenocomo se estrena con la publicación de tres libros de poesía: Una hawaiana con un ukelele, de Tito Muñoz (Barcelona, 1956); La palabra vivida, de Rosa Díaz (Sevilla, 1946), y Vaho en el cristal, de Daniel Rabanaque, un autor nacido en 1976 que ganó el IV Premio Internacional de Poesía Ciudad de Morón con este libro.

Point de Lunettes es una empresa caracterizada por la exquisitez de sus ediciones, siempre al servicio de la búsqueda de libros olvidados o de la reafirmación de autores notables. Sus publicaciones se desplegaban hasta ahora en las colecciones Los Libros Perdidos -con la recuperación de obras olvidadas de Juan Ramón Jiménez, Ramón Pérez de Ayala y Joaquín Romero Murube-, Cáliz Verde y Criacuervos.

La nueva colección Esquenocomo quiere buscar un espacio de mercado en un ámbito tan complicado y competitivo como el editorial. "Con Esquenocomo apostamos por una colección más comercial y más moderna que llegue a un tipo de lector al que no llegan nuestros otros libros, que cuestan una media de 20 euros. Los libros de la colección Esquenocomo mantienen la calidad habitual de Point de Lunettes con una horquilla de precios de entre 10 y 12 euros. En poesía buscamos competir con editoriales como Hiperión, Visor o Renacimiento", explica Manuel García, asesor literario de la colección.

Los libros de Esquenocomo no se restringirán a la poesía, sino que abordarán todos los géneros literarios. "Queremos que sea una colección miscelánea", comenta Manuel García, que calcula que publicarán un promedio de seis libros al año en Esquenocomo. El diseño de las portadas está muy cuidado y se hace eco de una rabiosa vocación de modernidad. "María Jesús Casermeiro [responsable de la maquetación] ha intentado hacer algo impactante con el objetivo de captar la atención del lector que va bicheando por las librerías", dice Manuel García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 2005