ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 19 de noviembre de 2005

Los rectores afirman que el retraso en los pagos del Consell afecta a la gestión

Los cinco rectores valencianos aseguraron ayer que el retraso en la entrega de las mensualidades por parte de la Generalitat dificulta la gestión ordinaria de las universidades. El retraso afecta en concreto al pago de las nóminas de los empleados y al pago a los proveedores, señalaron.

Los rectores celebraron una sesión de la Conferencia de Rectores de las Universidades Valencianas (CRUV). A su finalización, plantearon educadamente varias reivindicaciones económicas. La segunda de ellas fue un calendario para recibir las transferencias destinadas a infraestructuras. El 14 de octubre, todos, salvo el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás, firmaron con el presidente Camps los convenios de parques científicos e infraestructuras docentes. Los acuerdos establecen que las obras deben comenzar a partir de 2006, pero no concretan plazos.

Tomás, presidente rotatorio de la CRUV, ejerció de portavoz y de anfitrión. El acto sirvió también para que el rector entregara el relevo a su colega de la Politécnica, Juan Juliá, que lo ejercerá durante dos años.

La tercera reivindicación fue la de la financiación de los futuros posgrados. Después de valorar la devolución de autonomía universitaria que contempla el borrador de la reforma de la Ley Orgánica de Universidad, presentado por el Gobierno, y de advertir de que su redacción final debería ser lo menos "reglamentarista" posible, Tomás recordó que en febrero deben remitir a la Consejería de Empresa, Universidad y Ciencia sus propuestas de posgrados, las piezas que culminarán la enseñanza universitaria una vez constituido el Espacio Europeo de Educación Superior, en el año 2010.

Los rectores volvieron a lamentar que la implantación de los posgrados se realice antes de la de los grados, que son el escalón anterior. Y reclamaron para ellos, frente a los mensajes contradictorios sobre su financiación, "al menos", el mismo tratamiento económico que hoy reciben los segundos ciclos universitarios.

Tomás aludió a la necesidad de que la Consejería y el Gobierno cierren un acuerdo que solucione el futuro de los investigadores adscritos al programa Ramón y Cajal, y lanzó en el turno de preguntas un mensaje tranquilizador: a pesar de la tardanza del Consell en entregar el dinero "ningún universitario se quedará sin cobrar".

La CRUV nació a mediados de 2003 para unificar la voz de los rectores valencianos. La misión de estos, dejó caer ayer Tomás, es gestionar las universidades, aunque a veces tengan que concentrarse en "defenderlas".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana