ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 12 de noviembre de 2005
LA RONDA COMERCIAL DE DOHA

Mandelson rebaja las expectativas de lograr un acuerdo de la OMC en Hong Kong

El precio del petróleo frena el desarrollo en los países pobres, según el Banco Mundial

/ Bruselas / Nueva York 12 NOV 2005

Las posibilidades de alcanzar un acuerdo en la próxima cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) prevista para mediados de diciembre en Hong Kong son cada vez más escasas. El comisario de Comercio de la Unión Europea, Peter Mandelson, pronosticó ayer en Londres que no habría acuerdo en la próxima conferencia ministerial de la OMC. Por su parte, el Banco Mundial presentó ayer también sus previsiones de crecimiento de otoño, en las que calcula una expansión de la economía en los países en desarrollo del 5,9% del PIB para este año y del 5,7% en 2006.

Contestando a una pregunta de la BBC, que le planteaba directamente: "Usted no tendrá acuerdo en Hong Kong en diciembre", el comisario de Comercio comunitario respondió: "no". Mandelson precisó que la Unión Europea había hecho ofertas muy serias sobre la agricultura para reducir las subvenciones. "El problema", dijo "es que nuestras propuestas no son suficientes para los productores agrícolas más exportadores y competitivos como Estados Unidos, Brasil, Australia y Nueva Zelanda".

Posteriormente, su portavoz en Bruselas, Peter Power, quitó contundencia a las palabras del comisario y señaló que "no llegaremos al grado de progreso que habríamos deseado, pero seguiremos trabajando con todas nuestras fuerzas para realizar avances sustanciales y finalmente conseguiremos avances".

Mandelson se reunirá hoy en Roma con el ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Celso Amorim, el principal líder del llamado Grupo de los 20, que presiona para que los países desarrollados, especialmente Estados Unidos y Europa, rebajen sus aranceles y permitan así las exportaciones de sus productos agrícolas. Amorim expresó recientemente sus sospechas de que la UE quería provocar una crisis en las negociaciones para no realizar las concesiones que había prometido.

Por su parte, el presidente brasileño, Luiz Ignacio Lula, llamó a preservar la unidad del G-20 frente a los intentos de división. Lula manifestó que en la próxima reunión de Hong Kong se debía atender también los intereses de los países menos desarrollados.

En cuanto a las previsiones del Banco Mundial, prevé una desaceleración para este año de un punto por el aumento en el precio del petróleo, las restricciones de capacidad y al aumento de los tipos de interés, que están reduciendo las tasas de crecimiento. Andrew Burns, coautor del informe Perspectivas Económicas Globales 2006, explica que "el incremento que está experimentando desde 2004 el precio del petróleo suscita considerables costos para las economías pobres importadoras de crudo", aunque precisa que no se están reflejando aún en sus cifras de PIB. Pero advierte de que el encarecimiento de la factura energética puede obligar a estos países a "reducir" las importaciones de otros productos esenciales.

La economía mundial gozará de unas tasas de crecimiento del 3,2% en 2005 y 2006, y un 3,3% en 2007. Para la zona euro, rebaja sus previsiones de primavera del 1,2% al 1,1% en 2005, del 2,2% al 1,4% en 2006 y del 2,6% al 2% en 2007.

El banco analiza en paralelo la aportación de las remesas de inmigrantes a la economía global. El monto total de estas transacciones superó los 232.000 millones de dólares en 2005. De ese total, los países pobres recibieron 167.000 millones, suma que supera en más de un 100% el nivel de la asistencia para el desarrollo de todas las fuentes. Esa cantidad total podría verse incrementada en un 50% si se tuviera en cuenta las remesas enviadas por canales informales.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana