Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

eBay estrena telefónica

El éxito de Skype obligará a cambiar a las operadoras tradicionales

"Pagar por telefonear es una idea del siglo pasado". El epitafio es de Niklas Zennström, fundador de Skype, que acaba de vender su empresa de 5,6 millones de euros por 2.100 millones. La cantidad que ha pagado eBay, la tienda más rentable de Internet, por Skype, minúscula empresa dedicada a llamadas por la Red, augura no tanto una revolución en el comercio electrónico como en la industria telefónica tradicional, que no podrá seguir cobrando ni por tiempo ni por distancia.

"La industria telefónica clásica no morirá, pero deberá cambiar su forma de ganar dinero", Niklas Zennström, fundador de Skype

La nueva adquisición de eBay es la primera que se aparta de su negocio de subasta, compra y venta de objetos. Con Skype, eBay entra en la telefonía por Internet (voz IP). Su multitudinaria clientela (157 millones de personas registradas) va a dar un impulso a una tecnología con la que se puede hablar en la distancia, se esté donde se esté, gratuitamente.

Los protagonistas de la compra y de la venta no son unos bisoños en busca del pelotazo: a un lado Meg Whitman, norteamericana de 49 años; entre sus triunfos, la entrada de Disney en el negocio de los libros, la popularización del muñeco Mr. Potato, las zapatillas Keds o la conversión de la floristería FTD en la primera del mundo antes de dejar todo por eBay, que en 1998 era una aventura con 20 empleados.

El vendedor, Zennström, de 39 años, comenzó su carrera desarrollando Tele2, telefónica de bajo coste, siguió con el software de intercambio musical KazaA y con el software para telefonía Skype. A ambos les separa una sutil diferencia: mientras Whitman busca que el público pague por sus productos, Zennström los regala. A los dos les une que, por uno u otro camino, han alcanzado el éxito.

"Skype es una marca tan fuerte que ha logrado en sólo dos años que la gente no diga telefonéame sino skypme, explicaba Whitman el mismo día de la compra, parta justificar el dinero pagado".

"Financieramente la cantidad es absurda", dice Xavier Casajoana, consejero delegado de Voztelecom, que ofrece a las empresas servicios de voz IP. Esta empresa de capital totalmente español ha facturado un millón de euros anuales. Skype, por la que se han pagado 2.100 millones, facturó sólo 5,4 millones. "Con ese dinero eBay se ha comprado la tecnología de voz IP, pero sobre todo su base de datos, los 54 millones de correos electrónicos de sus clientes, aunque no gasten nada".

Para los analistas financieros, el negocio eBay, con beneficios netos de 778 millones de dólares, ha llegado a la madurez y, por tanto, sus aumentos nunca serán tan grandes. Aunque crece a un ritmo del 58%, ya no lo dobla anualmente. En el último año la acción de eBay ha perdido un tercio de su valor. El imperio eBay necesita crecer o extenderse. En esa disyuntiva, Whitman confía en Skype para que le dé las dos cosas.

Skype supone para el imperio de Whitman abrir otro sector de negocios: el de los servicios de voz por la Red, donde ya se les había adelantado Microsoft, Yahoo!, AOL y Google.

La reproducción casi vírica de Skype debió poner nerviosos a sus pretendientes. Cada día que pasaba era un día de retraso y una revalorización de Skype. Zennstrom tenía un plan empresarial que estaba cogiendo una velocidad de crucero: acuerdo con el portal chino TOM Online; servicios de voz para terceras empresas, acuerdo con E-Plus, telefónica móvil alemana...

Con la adquisición, los clientes de eBay podrán llamarse gratuitamente y comprar más, y con un clic podrán hablar con los anunciantes, que pagarán más...

La revalorización de Skype es un espaldarazo a una nueva tecnología que cambiará el negocio telefónico. "Los servicios de telefonía convencional son todos iguales", dice Casajoana. "La única competencia está en las tarifas. Con la voz IP el gran cambio es que la competencia estará en la variedad de servicios que ofrezca cada empresa".

El creador de KazaA y Skype está seguro de que se avecina una nueva era, donde los protagonistas no serán los de antes. El pago por tiempo o por geografía (llamada local, provincial o internacional) va a pasar a mejor vida. "La industria telefónica clásica no morirá", decía hace unos meses Zennström a EL PAÍS, "pero deberá cambiar su forma de ganar dinero, como ya le ocurre a la industria discográfica". Con una revolución expectante, eBay puede justificar su compra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de septiembre de 2005