ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 13 de septiembre de 2005
OPINIÓN DEL LECTOR

Aeropuerto de Barajas

Bien empieza septiembre para los martirizados vecinos del entorno aeroportuario: Aguirre pide a Fomento que estudie el cierre nocturno de Barajas, ocho alcaldes lo exigen y cientos de miles de ciudadanos afectados aplaudimos.

Los vecinos de la urbanización Embajada llevamos 12 años denunciando la gratuita agresión -acústica y atmosférica- que nos produce la fábrica de contaminación que tenemos a 150 metros de nuestras viviendas. Los aviones que operan en esta zona están con los motores encendidos, se mueven por la plataforma de forma autónoma, se utilizan las unidades de potencia auxiliares en horario nocturno, no siempre evitan tener sus motores dirigidos hacia nuestras casas, operan por los utilizados para el transporte de carga -los más ruidosos-... No podemos dormir porque de las once de la noche a las siete de la mañana padecemos ruidos superiores a los 55 decibelios que establece la declaración de impacto, llegando a superar los 80.

Si el verano ha sido tórrido en toda España, más lo ha sido para las 484 familias que vivimos en esta urbanización ya que, en estos calurosísimos días, nos hemos visto obligadas a mantener las ventanas cerradas. Parece que nadie, hace unos años, imaginó lo que iba a llegar a ser "el gran Barajas": un aeropuerto urbano. Nuestras autoridades deben obligar a AENA a conciliar el negocio con la salud de los ciudadanos.

Si hasta ahora reclamábamos el cumplimiento de la declaración de impacto, a partir de este momento unimos nuestra voz a la de esos alcaldes: cierre nocturno de once de la noche a siete de la mañana. ¿O no somos europeos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana