ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 10 de septiembre de 2005
Reportaje:FÚTBOL | Segunda jornada de Liga

Rijkaard mira atrás

El técnico medita sentar mañana a Edmilson y recuperar al equipo campeón

Terminada la diáspora internacional en la plantilla del Barça, su entrenador, Frank Rijkaard parece dispuesto a dar un paso atrás y, pensando en el duelo de mañana contra el Mallorca en el Camp Nou, se plantea modificar el equipo con el que empezó el campeonato en Vitoria hace dos semanas y regresar al pasado.

La idea se desprende de los equipos que dispuso ayer en el partido que sirvió como base del entrenamiento. En el presumible once titular no estaba Edmilson, que ejerció de medio centro ante el Alavés en el estreno del campeonato. Márquez, que jugó de central en Mendizorroza, ocupó su posición en la prueba de ayer, en las funciones de pivote que ya ejerció el pasado año.

Oleguer, que empezó la temporada de lateral, volverá a formar tándem con Puyol en el centro de la defensa. Si Edmilson se queda en el banquillo, Belletti volverá a la titularidad. Suplente en el inicio del partido ante el Alavés, Rijkaard mostró ayer que cuenta con él para ocupar el lateral derecho de la zaga azulgrana.

El holandés mira atrás recuperando el reparto de funciones que el año pasado le dio premio. Su plan depende de que Samuel Eto'o tenga hoy el alta médica. El camerunés fue ingresado ayer en el Hospital de Barcelona tras sufrir un traumatismo craneal durante el entrenamiento, al chocar con Damià en la disputa por cabecear un balón. El delantero, que sangró aparatosamente tras el topetazo, abandonó la sesión por su propio pie pero al llegar al hospital, donde fue sometido a una exploración neurológica que confirmó el traumatismo, el doctor Gil Rodas apreció en el camerunés pérdida de memoria transitoria, por lo que decidió su ingreso en el centro médico. De no surgir complicaciones, Eto'o debería entrenarse hoy con normalidad.

Victor Valdés y Deco protagonizaron otro momento del disputado partidillo. Todo empezó cuando el portugués perdió un balón y Ezquerro batió a Valdés. El portero recriminó el error a su compañero, hubo cruce de palabras y, si no pasó a las manos el pique, fue por la mediación de sus compañeros. Los protagonistas restaron al final importancia al incidente. "El episodio demuestra el carácter ganador de los dos", dijo Xavi.

Eto'o recibe atención tras golpearse ayer en el entrenamiento. / CARLES MIRA

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana