ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 29 de agosto de 2005

Un 'tapón' en el cuarto encierro de San Sebastián de los Reyes causa 63 heridos

La aglomeración cerca de la plaza provocó que las reses embistieran a los corredores

San Sebastián de los Reyes 29 AGO 2005

El cuarto encierro de las fiestas de San Sebastián de los Reyes (Madrid), en el que participaron 7.000 personas, se convirtió ayer en una trampa. La carrera terminó con 63 heridos -dos de ellos muy graves- por culpa de un tapón de cientos de corredores que se formó al final del recorrido, a la entrada de la plaza. Las reses, al llegar y no poder avanzar, pisotearon y embistieron a los mozos. El incidente provocó la histeria entre los asistentes, que vieron cómo las reses se les echaban encima sin que pudiesen quitarse del recorrido. Los dos heridos más graves tienen 18 y 16 años.

El suceso se produjo cuando las reses, al final del recorrido, no pudieron entrar en la plaza de toros porque cientos de personas se agolpaban en la entrada, en un lugar llamado el portón de los cobardes. Este sitio se llama así porque tradicionalmente se colocan en él los mozos que quieren entrar sin pagar a la plaza, pero no tienen el valor de correr el encierro próximos a la manada.

Un chico y una chica que iban de la mano, según explicaron algunos testigos, tropezaron y se cayeron a la entrada del coso, lo que provocó una sucesión de caídas y empujones que formaron un tapón. La entrada de la plaza quedó bloqueada enseguida por la gente que se iba cayendo. Miles de corredores, mientras, continuaban bajando a la carrera. Detrás, venían los toros. La estrechez de la entrada hizo el resto. Las reses, al llegar a la entrada de la plaza, sólo pudieron abrirse paso de una manera: usando sus astas y pisoteando lo que encontraban a su paso.

Todo sucedió en poco más de un minuto. Los corredores, atrapados, intentaron escapar por encima de los muros del callejón, pero fue inútil. Las reses pasaron por encima. Como consecuencia del encuentro entre las reses y los cientos de corredores que estaban apelotonados, 63 personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad.

Daniel Villacañas, de 18 años y de San Sebastián de los Reyes, fue trasladado al hospital Doce de Octubre de Madrid, con la cara destrozada por una cornada. Fue operado de una fractura en la mandíbula y de varios músculos del cuello que fueron tocados por el asta del toro. La operación fue complicada y duró varias horas, según señalaron fuentes hospitalarias.

El otro herido muy grave es un vecino de Alcobendas (Madrid) de 16 años, que presentaba múltiples fracturas craneales y un traumatismo torácico. Fue trasladado al hospital Ramón y Cajal. Además, hubo otros 61 heridos (dos de ellos por asta de toro), de los que 17 fueron derivados en vehículos de Protección Civil a los hospitales madrileños de La Princesa, La Paz y el Ramón y Cajal.

Tras el suceso, muchos padres recorrieron angustiados los alrededores de la plaza de toros en busca de sus hijos. La edad mínima para correr los encierros es de 16 años y la carrera se llena todos los días de muchos jóvenes.

Hoy, a las ocho de la mañana, volverá a haber encierro taurino en San Sebastián de los Reyes. Los responsables del mismo esperan que la afluencia de público, por ser día laborable, descienda.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Decenas de corredores quedan atrapados a la entrada de la plaza mientras los toros intentan pasar por encima de ellos. / SANTI BURGOS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana