Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón autoriza la 'batalla naval' de Vallecas, pero restringirá el uso del agua a seis camiones cisterna

El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado la realización de la tradicional batalla naval de Puente de Vallecas -fiesta de agua celebrada todos los años en julio con la llegada del verano-, pero ha restringido el uso del agua con que se empapan los participantes a seis camiones cisterna. El acuerdo se logró en una reunión realizada el pasado jueves entre la Junta Municipal del Distrito y la Cofradía Marinera, organizadora de la festividad. La medida permite realizar la popular celebración -prevista para el próximo 17 de julio- y cuya realización estaba en vilo debido al gasto de agua que suponía en momentos de sequía.

A diferencia del 2004, las cerca de 5.000 personas que se estima participarán este año en la celebración, no podrán utilizar bocas de riego, hidrantes y mangueras para empaparse, sino el agua de los seis camiones cisterna dispuestos para ese fin, explicó Pedro Martínez, presidente de la cofradía. El año pasado el Ayuntamiento puso a disposición de la celebración 36.000 litros de agua en tres camiones cisterna. Como el tiempo de la celebración se reducirá a una hora,

Martínez informó de que se prolongará el recorrido que precede la batalla. "Saldremos del bulevar (calle de la Peña Gordea) a las 16.30, con charangas y un barco de nueve metros que traerán los vecinos y cofrades de Galicia, que se unen a la fiesta desde hace tres años", dijo.

La batalla naval es una fiesta lúdica y reivindicativa que se realiza desde 1981 y que este año se celebrará bajo el lema "Mójate por seco" porque para los organizadores, el 2005 es el año de la sequía.

Aunque el acuerdo logrado con la Junta Municipal evita que la fiesta popular se cancele y permite el uso controlado del agua durante su celebración, el presidente de la Cofradía Marinera afirma que "hay actividades que gastan más agua como llenar piscinas o regar campos de golf".

Su opinión es compartida por la concejal de Izquierda Unida, Concepción Denche, para quien el Ayuntamiento de Madrid no ha adoptado las medidas preventivas necesarias para incentivar el consumo moderado de agua por parte de los ciudadanos. "Sólo se habla de escasez en la

batalla naval, pero no se han establecido políticas activas contra la sequía", indicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005