Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Libertad

A usted, que es católico, que practica su fe con libertad, que acude al templo a adorar a su divinidad convencido de vivir en la verdad absoluta, ¿qué le parecería que yo y otros ateos organizáramos una manifestación para protestar contra su costumbre de buscar sus mejores galas y acudir con su familia a misa cada domingo? Peor aún, ¿qué le parecería que eso lo organizara, por ejemplo, una ONG, "por un ateísmo global"? Absurdo, ¿verdad?, me diría que por qué me meto yo en su vida privada y en sus creencias.

Pues lo mismo me parece a mí que la gente salga a la calle para meterse en la vida privada de los demás (casarse o no es una elección personal que está igual de lejos de cualquier cuestión pública que su práctica religiosa) y peor me parece que participe la Iglesia en semejante afrenta a la libertad. Por mucho que se empeñen, que dos personas decidan casarse a usted no le va a perjudicar lo más mínimo.

Ah, que son del mismo sexo... vaya, a mí me sigue sin importar, ¿y a usted.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de junio de 2005