Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

¿Conoce a este pianista?

Rescatado en Inglaterra un desconocido que no habla, pero toca el piano

Tiene entre 20 y 30 años, pelo corto y ropa elegante. Es delgado y alto. De aspecto tímido, se asusta con facilidad y está en un estado de extrema ansiedad. No suelta palabra, no ha podido revelar su identidad, pero toca el piano con un virtuosismo pasmoso. Las autoridades británicas distribuyeron ayer una fotografía de este desconocido en busca de pistas que conduzcan a su identificación. En pocas horas se vieron inundados de llamadas del público, pero a última hora de la noche la incógnita seguía sin resolverse.

El Pianista, como le ha apodado la policía, fue hallado el pasado 7 de abril dando tumbos por una carretera en la ciudad costera de Sheernes, en Kent, al sur de Inglaterra. Estaba empapado hasta los huesos y completamente desorientado. Vestía un elegante traje de chaqueta negro, corbata y camisa blanca. No hablaba y parecía traumatizado. No se sabe qué hacía en la calle bajo la intensa lluvia. Se baraja la posibilidad de que llegara a tierra nadando desde algún barco.

Los médicos le dieron unas hojas de papel y un bolígrafo, y dibujó un piano de cola y la bandera de Suecia

El desconocido se encuentra desde entonces en un hospital psiquiátrico. Físicamente está bien, pero no habla y sufre continuos ataques de ansiedad. Sólo se relaja frente al teclado de un piano. Además, lo toca con una soltura y virtuosidad propia de profesionales.

Los médicos descubrieron esta faceta artística de causalidad. Para romper el hermético silencio, le dieron unas hojas de papel y un bolígrafo. Unas horas después había dibujado un piano de cola y la bandera de Suecia. ¿Será sueco? Nadie lo sabe. La capilla del centro hospitalario tiene un piano y allí condujeron al joven desconocido. Estuvo tocando música clásica durante cuatro horas y después vuelta al silencio. "Fue alucinante verle tocar. Pero no ha dicho una palabra desde que le recogieron cerca de la playa", dijo ayer a la BBC el asistente social, Michael Camp.

Sigue tocando con gran pasión y, según dicen, hay días en que deben apartarle a la fuerza del instrumento. Al parecer interpreta pasajes de Chaikovski y sobre todo partituras de su propia cosecha. No habla pero sabe escribir y leer música. En esos últimos días ha compuesto bellas piezas. "Está muy ansioso, pero vuelve a la vida en cuanto se sienta al piano", explicó Camp. "Toca muy bien y es un placer escucharle", señaló por su parte Ramanah Venkiah, responsable del departamento de psiquiatría del Hospital Marítimo Medway.

El pianista ha podido sufrir un trauma fuerte que le ha provocado amnesia. Le han hablado en diferentes lenguas europeas pero no responde con palabras. Ante las caras nuevas, se asusta y huye hasta acurrucarse en algún rincón. "Únicamente es capaz de controlar los nervios y la tensión con el piano. Se relaja tocándolo. Se ciega a todo lo demás y no presta más atención que a la música", ha señalado el capellán.

Con la distribución de la fotografía se espera que surja alguien que pueda identificar al joven. El Centro Nacional de Personas Desaparecidas ha establecido contacto con compañías y orquestas europeas con la esperanza de resolver el misterio. La gente está colaborando, pero la información proporcionada de momento no han conducido a buen puerto. La última pista se orientaba ayer hacia el condado de Sussex, próximo al lugar donde fue descubierto por la policía. Mientras, El Pianista sigue hospitalizado, porque sería peligroso dejarle salir en su estado mental.

Los médicos estudian su situación en paralelo con la investigación policial. Pero sobre su identidad, su vida, su trabajo y su casa, por ahora sólo hay preguntas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de mayo de 2005